Sin y con ánimo de lucro: zonas grises


estipendio en metálico-Malini Morzana-ECHO

Estipendio en metálico – Foto: Malini Morzaria (ECHO)

En “The line between non-profit and for-profit has become increasingly blurry, publicado en Quartz,  Marya Bereshov habla de las distinciones –a veces difíciles- entre organizaciones -y actividades- con y sin ánimo de lucro y las zonas grises entre actuar buscando beneficios y actuar buscando un objetivo.

Por José Luis Trimiño

El artículo afirma que se debate mucho sobre si esta mezcla es buena o mala para la sociedad y para las empresas, pero que hay que asumir el hecho de que hay organizaciones y líderes que utilizan empresas para tratar temas sociales y debemos focalizarnos en que lo hagan de la manera más eficaz.

Expone algunos ejemplos de esas zonas grises:

-Cada vez más empresas desarrollan actividades de responsabilidad social empresarial y tienen estrategias y planes al respecto.

-Se presiona a las ONGs para que muestren resultados medibles.

-Hay un número creciente de empresas sociales que persiguen una misión social por medio de una empresa comercial. Muchas de ellas siguen modelos híbridos, que combinan aspectos de sin y con ánimo de lucro.

-Nuevas formas de inversión, como las “inversiones de impacto” (“impact investment”), que buscan a la vez rentabilidades social y financiera.

-Hay cambios en las estructuras legales. Cita dos ejemplos en EEUU: a) las “benefit corporations” –a las que se les exige perseguir objetivos sociales y ambientales, no solo beneficios; b) las “low profit liability corporations”, empresas con ánimo de lucro que pueden recibir fondos filantrópicos.

Estas tendencias tienen aspectos positivos: aportan recursos, nuevas ideas y soluciones innovadoras a problemas sociales, corrigiendo algunos defectos del sector de las ONGs: ineficiencias de gestión y falta de resultados.

Pero hay muchas organizaciones en las que la combinación ha resultado problemática. A veces, incluso han causando daños a quienes se pretendía beneficiar. Otras, se han producido tensiones y conflictos entre los empleados.

El artículo señala que estas zonas grises no son algo completamente nuevo. Hace mucho tiempo que existe la filantropía empresarial o que las organizaciones sin ánimo de lucro en salud o en educación están sometidas a la competencia. Y hay cooperativas de trabajadores desde hace siglos. Afirma que lo que es diferente ahora es que estas zonas grises no se limitan a unas pocas empresas o sectores, sino que es un hecho central y duradero.

El artículo termina diciendo que hay que prestar más atención a los desafíos que plantea esa mezcla de beneficios y objetivo social y a las estrategias y prácticas para superar esos retos. Se precisan líderes que aúnen a capitalistas e idealistas, que puedan construir cortafuegos que eviten que las organizaciones híbridas se vayan demasiado a un extremo; ello permitirá sacar partido al potencial de estos híbridos.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Sin y con ánimo de lucro: zonas grises

  1. Pingback: Saneamiento: soluciones en Perú | Energia sin fronteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s