La ayuda al desarrollo tiene que surgir de bases locales


SDGs and girls-6-Yasmine Sweetlove-Lux Devpmt-4256

Foto: Yasmine Sweetlove – Lux Development

Muchas ONGs piden que la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria estén más dirigidas desde las organizaciones de base locales (“localisation”: +- “descentralización”). En el artículo Five ways to make aid locally sourced”), publicado en  el Global development professionals network de The Guardian, Koenraad Van Brabant, consultor en desarrollo propone cinco vías para ello.

Por José Luis Trimiño

-Tener respeto por los trabajadores y profesionales de desarrollo de los países “del Sur” (en desarrollo).- Sensibilidad. Huir del estereotipo de que en las organizaciones “del Sur” hay mucho riesgo de corrupción. No disfrazar las subcontrataciones como alianzas.

-Dejar de considerar incapaces a las ONGs locales.- No confundir la capacidad de cumplir los requisitos burocráticos con el trabajar eficazmente en entornos difíciles. Hay que partir de que las contrapartes están comprometidas y son competentes. Las ONGs “del Norte” tienen que evitar el papel de dirigir y decidir, que deja a las ONGs locales muy poco margen de maniobra y dejar de plantearles exigencias muy difíciles para ellas.

-Reconsiderar la cuestión de la “neutralidad”.- Hay quienes argumentan –con cierto fundamento- que, en situaciones de conflicto, las organizaciones locales no pueden operar de manera neutral. Pero esto también se aplica a ONGs del Norte y organizaciones internacionales; con frecuencia, estas tienen sus propias agendas o utilizan fondos de países o instituciones que ven la ayuda al desarrollo o humanitaria como una herramienta de su política exterior.

-Que las alianzas sean genuinas.- Cada vez más, hay alianzas de ONGs que se registran en países en desarrollo o incluyen miembros de países en desarrollo. Hay buenas razones: estar más cerca de las necesidades. Pero otra razón, no siempre confesada, es la de reducir costes. Algunas ONGs “del Sur” ven esto con aprensión, lo perciben como una especie de franquicia, cuyo resultado puede ser una competencia más dura por los –limitados- fondos nacionales.

-Profesionalizar más las ONGs locales.-La profesionalización consiste en entender bien la situación, implementación eficaz, información rápida y correcta, buena gestión financiera, rendición de cuentas y capacidad de comprometer y movilizar a un público amplio. Muchas ONGs “del Sur” tienen esas fortalezas y por ello merecen disponer de acceso a una financiación mejor y más directa y ser reconocidas como actores clave en los debates sobre las políticas de desarrollo.

El artículo termina afirmando que se dice que el mundo de la cooperación al desarrollo debe evolucionar hacia una situación en la que sea “tan local como sea posible y tan internacional como sea necesario”, pero ¿quién decide qué es posible y qué es necesario?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s