4 tendencias de las inversiones con impacto social


social-impact-hub

Imagen: The Global Impact Investing Network

Se llaman “inversiones con impacto social” (“impact investments) a las realizadas en empresas, organizaciones o fondos con la intención de generar un impacto beneficioso social o ambiental, además de un rendimiento financiero[1].

En Energía sin Fronteras estamos atentos a modalidades como esta, que permiten movilizar fondos para facilitar un mejor acceso a servicios energéticos, de agua o de saneamiento a quienes carecen de él o lo tienen en condiciones muy precarias, poco seguras o no sostenibles.

La organización Global Impact Investing Network (GIIN)[2] celebró un foro de inversores en diciembre en Amsterdam. Devex publicó una reseña al respecto (“4 growth trends in impact investing”), firmada por Flavie Halais.

Las cuatro tendencias que recoge la reseña son:

-La acción por el clima ocupa un papel central; y va más allá de las energías renovables.

-El sector [de las inversiones con impacto social] está creciendo y diversificándose.

-Las alianzas constituyen una buena manera de progresar.

-Se ven venir avances en reducción de los riesgos y en acelerar el mecanismo.

Por José Luis Trimiño

El artículo empieza señalando que el sector de las inversiones de impacto está creciendo mucho. Cada vez hay más demanda de guías sobre cómo hacer inversiones de este tipo, cómo apalancar capital para conseguir soluciones a largo plazo. Los ODS constituyen una guía para ello; por una parte, facilitan articular esas inversiones y, por otra, proporcionan un estandarte.

En estas inversiones, la acción por el clima y el medio ambiente constituyen una prioridad para los inversores. El artículo cita algunos ejemplos, como: a) “Mobilising More”, que ayuda a diversificar oportunidades de inversión en cuestiones relativas al clima; b) una alternativa al carbón de leña en Ghana; c) cultivo de algas marinas en Indonesia. Uno de los participantes señala que las energías renovables han atraído mucha financiación; tanta, que en algunos países en desarrollo se está distorsionando el mercado.

Flavie Halais afirma que las inversiones con impacto social son cada vez más habituales. Y las emprenden actores muy variados, desde fondos de inversión especializados hasta instituciones financieras tradicionales. El informe del GIIN muestra un sector en crecimiento, con un ritmo de actividad regular, y satisfecho de sus resultados, tanto los relativos al impacto como los financieros. Algunos participantes son más ambiciosos: piensan que hay que pasar del crecimiento lineal al exponencial.

Un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda piensa que cada vez se constituirán más alianzas, para aumentar, diversificar y pasar a una escala mayor las oportunidades de inversión. Da como ejemplo la “Water Financing Facility”[3]; un proyecto piloto en Kenia recibe apoyo del gobierno holandés. Por otro lado, se espera que las compañías de seguros jueguen un papel cada vez mayor en la financiación de acciones por el clima. En el foro, un consorcio de instituciones financieras holandesas presentó su “SDG Investment Agenda[4]. También se señaló que las alianzas pueden ser un buen mecanismo para cambiar de escala con rapidez.

Una cuestión que suscita interés es cómo reducir los riesgos de estos nuevos productos. ¿Cómo se posicionarán a ese respecto instituciones financieras públicas, agencias de desarrollo y fondos pioneros?

Se citan actividades del sector privado. Por ejemplo, el Bank of America ayuda a empresas bajas en carbono mediante inversiones y servicios financieros.

El artículo termina con dos afirmaciones de una participante:

-Ahora mismo es más importante actuar que enredarse en la teoría.

-Hay que adoptar soluciones según lo que demanda el mercado, no según lo que prefieren los inversores.

Energía sin Fronteras no ha participado hasta ahora en operaciones de “inversiones con impacto social”. Pero cada vez participamos más en alianzas con otros actores –típicamente, otras ONGs y empresas- aportando nuestros conocimientos y experiencia en los sectores agua-saneamiento y energía.

CC BY-NC-SA
 
[1] Wikipedia lo define así: Impact investing refers to investments “made into companies, organizations, and funds with the intention to generate a measurable, beneficial social or environmental impact alongside a financial return” (https://en.wikipedia.org/wiki/Impact_investing). En español se suele emplear el término “inversiones con impacto social”.
[2] https://www.devex.com/organizations/global-impact-investing-network-giin-20838
[3] http://climatefinancelab.org/idea/water-finance/
[4] https://www.sdgi-nl.org/
Anuncios

Un pensamiento en “4 tendencias de las inversiones con impacto social

  1. energiassinfronteras Autor de la entrada

    Un lector atento hace una observación acerca de la frase: “Energía sin Fronteras no ha participado hasta ahora en operaciones de inversiones con impacto social”. No lo entiende. Y se pregunta: “¿No es cada uno de los proyectos que hacéis de impacto social?”

    Creo que tiene razón. Gracias, Carlos. Lo que hacemos en Esf tiene impacto social.
    Al redactar la reseña me dejé llevar por una idea “bancario-financiera” de “inversión”, limitada a aquello que espera obtener un rendimiento o beneficio económico. Pero, en realidad, el término “inversión” es más amplio, engloba todo aquello de lo que se espera obtener un beneficio, aunque no sea económico; por eso hablamos de inversión en capital humano, por ejemplo.

    José Luis Trimiño

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s