Cómo sabremos si los ODS tienen algún impacto


sdgs (1)Duncan Green lleva el blog “From poverty to power”, de Oxfam. Me gusta leerlo. Pienso que hace reflexiones muy serias, reflexivas, con cierta profundidad conceptual. La plataforma Devex las reproduce con frecuencia.

He visto su entrada: “How will we know if the SDGs are having any impact? y creo que vale la pena reseñarla.

El autor considera que un instrumento internacional eficaz es aquel que influye en lo que hacen a diario diferentes actores, en particular, los gobiernos. Dice que se mostró escéptico sobre los ODS, porque en su diseño no se planteó ese cómo influir. Pero reconoce que la Agenda 2030 -los ODS- está teniendo efectos reales en cómo actúan los países. Plantea un problema analítico: si se alcanzan los ODS, ¿cómo saber si se debe a la Agenda 2030 o a otros factores y en qué medida? Y propone que se hagan estudios en ese sentido.

Por José Luis Trimiño                                                                   18 de agosto de 2017

Green empieza por decir que él ha mantenido una postura escéptica sobre los ODS. No tiene problemas con los temas que cubren -que considera valiosos- ni su número, que no le aturde. Su reticencia se debe a cómo se diseñaron; en particular, piensa que no se analizó suficientemente cómo podrían tener un impacto en las políticas. Un instrumento internacional debe producir influencia en el comportamiento diario de diferentes actores: gobiernos, entes sub-nacionales, sector privado, ONG. Considera que eso no se planteó mientras se diseñaban los ODS, sino que estos se fueron construyendo por adición de temas y con largas discusiones técnicas sobre métrica: indicadores, datos…

Recuerda que esa cuestión apenas se planteó tampoco con los ODM/MDG, predecesores de los ODS. Y señala que los defensores a ultranza de los ODS dicen cosas como “Mira: los ODM fueron un éxito porque la pobreza extrema se ha reducido a la mitad”, olvidando que gran parte de esa reducción se debe a China, cuyos dirigentes no se guiaban particularmente por los ODM…

Reconoce, sin embargo, que los gobiernos -de países desarrollados y en desarrollo-, administraciones municipales y empresas cada vez emplean más los ODS como referencia para sus compromisos, planes e informes. Y piensa que por ello vale la pena echar de nuevo una mirada a los ODS.

Respecto a los ODM, el artículo refiere los resultados de varias investigaciones. Algunas identifican efectos positivos:

-En Zambia, la existencia del ODM 5 (salud materna) empujó al gobierno a tomar medidas para evitar dañar su reputación.

-Implementación de los ODM en Indonesia, Liberia, México, Nigeria y Turquía.

Otras muestran efectos dudosos, como una que estudiaba la implementación de los ODM en 50 países: en algunos, los ODM se reflejaron en los planes de desarrollo; en otros, no; pero influyeron poco en el gasto público.

Refiere también otro estudio que analizaba el efecto arrastre de los acuerdos internacionales sobre medio ambiente y cómo ello puede aplicarse a los ODS.

Y señala que ahora, con los ODS, se habla mucho de su seguimiento, de los indicadores, pero sigue sin haber estudios que determinen hasta qué punto los cambios en los indicadores se deben a los ODS.

Para observar el efecto de los ODS en las políticas[1], propone:

-Analizar los datos: ¿Qué organismos utilizan los ODS en su planificación, presupuestos, informes, etc.? Green piensa que eso podría hacerse de modo colectivo, entre gobiernos, ONG, instituciones académicas, etc.; una especie de WikiODS que vaya dando forma a una imagen de los compromisos formales.

-Hay que distinguir entre la palabrería y el auténtico efecto arrastre. Y, ¿por qué en unos sitios los ODS arrastran y en otros, no? Propone que las instituciones académicas se pongan a ello; ¿una tesis doctoral? No se trata solo de ver si los ODS se reflejan en los documentos sobre las políticas de los gobiernos, sino de estudiar sus actitudes hacia los ODS: ¿se ocupan de cosas que antes dejaban de lado porque les preocupa la comparación con los países vecinos? ¿dedican tiempo los funcionarios a mirar la meta X.x y presionan a las provincias para que mejoren el indicador X o se limitan al bla-bla. Los parlamentarios, ¿plantean preguntas sobre ello?

El artículo sostiene que esto es importante porque el entender cómo un instrumento internacional tiene efecto arrastre constituye un punto de partida para afinar los ODS y para diseñar instrumentos futuros. Ejemplos:

-Si resulta que la comparación con los países vecinos es un motor importante para la acción de un gobierno, habría que insistir más en la necesidad de dar informes a organismos regionales.

-Si la clave para el impacto está en que la sociedad civil tome y utilice los instrumentos, será muy importante el implicar a las ONG en el monitoreo y en los informes -y en el diseño-.

Duncan Green termina su artículo pidiendo comentarios. Yo también los pido. Y, ¿hay alguien que se anime a hacer un estudio o una tesis sobre alguno de estos temas?

CC BY-NC-SA
[1] ¿Una especie de “vigía” para eso?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s