¿Cuál es el impacto de la energía solar?


Cuál es el impacto de la energía solar-joe-nyeru-sunnymoney-talking-to-parents-at-masimba-school-image_-solara

Un técnico de SunnyMoney en la escuela Masimba (Kenia) – Imagen: SolarAid

En Energía sin Fronteras trabajamos, sobre todo, en zonas rurales aisladas. Recurrimos con frecuencia a la energía solar. No por capricho o por seguir la moda, sino porque nuestros análisis suelen llegar a la conclusión de que es la mejor solución. Pero estamos atentos a los análisis y estudios de los demás.

La mayoría de quienes trabajan en el sector llega a conclusiones parecidas: la iluminación por energía solar puede lograr un impacto muy positivo en los problemas energéticos del mundo en desarrollo. Sin embargo, el artículo Cheap illumination’s benefits in remote areas may be limited” – ”Does light equal enlightment?”, publicado en mayo en The Economist lo ponía en cuestión, citando un estudio publicado en Science Advances.

Hace poco, Thane Kreiner y Leslie Gray han publicado en Next Billion Solar Lighting in Remote Rural Areas: Oversold or Truly Illuminating?”. Allí refieren otro estudio, realizado en Tanzania, que sí recoge efectos muy positivos de la energía solar. Explica por qué ambas investigaciones son válidas, analiza las diferencias y deduce factores de éxito importantes.

Estos factores de éxito los tenemos en cuenta en Esf.

Por José Luis Trimiño                                                          23 de septiembre de 2017

Ya sabemos que entre 1.100 y 1.200 millones de personas carecen de acceso a la electricidad. Para alumbrarse, la mayoría de ellos recurre al queroseno, que produce humos tóxicos y es caro. La electricidad proporciona luz de más calidad, durante más tiempo, con más seguridad y permite además cargar los móviles a un coste razonable.

La investigación a la que se refiere The Economist consistió en un ensayo aleatorizado controlado (“randomized control trial”, RCT) realizado en Uttar Pradesh, en la India. Llegó a la conclusión de que el haber instalado mini-redes en pueblos pequeños que carecían de electricidad apenas produjo impactos positivos en la vida de sus habitantes.

Kreiner y Gray no ponen en cuestión ese ensayo. Pero dan cuenta de otro estudio que han hecho en Tanzania, en zonas rurales, sobre el uso de lámparas solares y de sus observaciones y experiencias trabajando con empresas sociales que se dedican al alumbrado por energía solar en diferentes países: el panorama es muy diferente al del estudio de Science Advances.

La investigación en Tanzania la realizaron el Miller Center for Social Entrepreneurship, de la Universidad de Santa Clara, y Solar Sister. Esta es una empresa social que tiene dos misiones: proporcionar alumbrado a comunidades rurales y empoderar económicamente a las mujeres; para distribuir las lámparas solares utilizan una red de vendedoras, Solar Sister Entrepreneurs (SSEs). Entrevistaron a 257 clientes y SSEs en más de 20 aldeas en Tanzania.

Este estudio llegó a la conclusión de que el uso de las lámparas solares:

-mejoró la educación (resultados académicos), por más horas de estudio;

-mejoró la salud (menos humos tóxicos y quemaduras);

-aumentó el tiempo disponible (en parte, para usos productivos);

-mejoró la situación financiera (el ahorro permitió mejorar la alimentación, el equipamiento, negocios familiares, etc.);

-empoderó a las mujeres económica y socialmente (adquisición de habilidades, estatus, control de recursos, liderazgo, contactos…).

El artículo considera las diferencias entre los resultados de ambos estudios. Estima que unos y otros son correctos y válidos y se pregunta cómo pueden dar lugar a conclusiones tan diferentes. Identifica algunas diferencias esenciales entre el entorno y la intención de cada uno de ellos:

-El contexto local.- El RCT de Science Advances se desarrolló en una zona de Uttar Pradesh, India, donde el queroseno está subvencionado por el Gobierno. Eso no ocurre en Tanzania.

-La implicación de las mujeres.- El RCT giraba alrededor de una empresa de energía solar dominada por los varones y no estudió si los efectos eran distintos para los hombres y para las mujeres. El estudio del Miller Center en Tanzania se centraba en una empresa social que buscaba a la vez dar luz y empoderar a las mujeres. Y, en zonas rurales de países de renta baja, es frecuente que el suministro de energía (recoger leña, cocinar) recaiga más en las mujeres.

-El modelo de negocio.- El RCT comparaba un grupo de control (aldeas donde no había habido intervención en alumbrado) con otro grupo de aldeas donde un suministrador local instalaba una mini-red solar si se conectaban por lo menos 10 viviendas, a un coste de 1,70 USD por mes y vivienda; un modelo simplemente de transacción. El modelo de Solar Sister y el Miller Center era muy distinto; involucraba a las mujeres de las aldeas en la venta de lámparas solares en su comunidad y en otras, mediante una empresa social.

-La medida del impacto social.- El RCT midió el impacto de las mini-redes solares en los gastos de combustible, las horas de iluminación, la calidad del alumbrado y los ahorros y gastos de las familias. No consideró indicadores “blandos”, como la autoafirmación o las diferencias de género. El estudio del Miller Center tuvo un enfoque más integrado del desarrollo humano: de la pobreza energética al empoderamiento.

-Tecnología solar.- No hay pruebas de que el tipo de energía solar empleada influyera en los resultados de los estudios. Pero puede que los servicios de mini-redes utilizados en el RCT fueran más complicados de adoptar por la gente de las aldeas que la tecnología de lámparas solares del Miller Center, más sencilla.

El artículo concluye con unas observaciones y cuestiones adicionales:

-Un verdadero desarrollo humano requiere un enfoque integral de la pobreza y de la protección del planeta. No es suficiente considerar las necesidades de manera aislada ni se puede suponer que satisfacer una necesidad concreta es suficiente para conseguir un impacto amplio o duradero.

-Empoderar a las mujeres es esencial. Ellas reinvierten el 90% de sus rentas en sus familias y comunidades; los hombres, entre el 30 y el 40%.

-El contexto local es importante; tanto en la implementación como en la evaluación de las actuaciones de desarrollo. Lo que funciona en un sitio no puede generalizarse a todos. Normalmente se obtienen mejores resultados cuando los problemas y las soluciones se identifican dentro de la comunidad.

-Quedan cuestiones pendientes, como:

.El tipo de tecnología solar utilizada, ¿produce diferencias en el impacto social de la iluminación en comunidades rurales?

.¿Cuál es la mejor manera de evaluar el impacto social global de diferentes actuaciones de desarrollo?

E invita a discutir sobre ello. ¿Recogemos el guante?

CC BY-NC-SA
Anuncios

Un pensamiento en “¿Cuál es el impacto de la energía solar?

  1. mamenitop

    Reblogueó esto en mamenitopy comentado:
    Dos ejemplos de programas de iluminación similares en zonas rurales aisladas, uno de éxito y otro no. La principal diferencia, para mi, la implicación directa de la mujer que revierte siempre mas beneficios en la comunidad.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s