Cómo conectar con el sector privado: guía para principiantes


Cómo conectar con el sector privado

Imagen: Monografías.com (Perú)

La colaboración entre instituciones sin ánimo de lucro y empresas privadas está ganando popularidad frente a la colaboración tradicional con donantes particulares o estatales.

Sin embargo, no existe apenas documentación teórica sobre qué acciones puede tomar una entidad sin ánimo de lucro para establecer este tipo de colaboraciones.

En el artículo: “How to engage with the private sector: A beginner’s guide”  se entrevista a Richard Crespin, CEO de “CollaborateUp”, para comenzar a documentar cómo se inician estas particulares colaboraciones.

“CollaborateUp” es una firma de consultoría que asesora a organizaciones sin ánimo de lucro y empresas privadas sobre cómo trabajar en colaboración. El entrevistado, director ejecutivo de la consultora, ayuda, por un lado, a empresas privadas a encontrar una misión social donde puedan generar un impacto positivo y, por otro, a organizaciones sin ánimo de lucro a construir programas que atraigan a las empresas como socios y donantes.

Por Ester Sevilla                                                                          9 de octubre de 2017

En base a su experiencia haciendo como mediador en estas colaboraciones, Richard Crespin aconseja:

  1. Ser específico a la hora de elegir potenciales aliados

El sector privado es un grupo ampliamente diverso de personas y organizaciones. Por ello es importante considerar detenidamente qué empresas y, específicamente, qué personas dentro de esas empresas estarán interesadas en establecer alianzas con la institución.

  1. Priorizar los intereses de la empresa donante

Generalmente, las instituciones sin ánimo de lucro enfocan sus colaboraciones en función a la misión que desempeñan, su modus operandi se basa en exponer su misión y buscar a donantes afines a la misión que quieran colaborar.

Sin embargo, al colaborar con empresas del sector privado, es importante recordar que éstas tienen una misión propia. Es esencial que la institución sin ánimo de lucro sepa integrar su misión en la actividad de la empresa colaboradora, entender qué le pueden aportar.

  1. Aprender el idioma corporativo

Las compañías del sector privado tienen su propia jerga profesional que, por su enfoque a resultados, puede parecer inadecuada para una institución sin ánimo de lucro. No obstante, es necesario aprender a hablar en “su idioma” para atraer su interés, entender su sector, y establecer una comunicación eficiente.

  1. Ser flexible

Es importante no limitar la colaboración a una financiación económica. Muchas empresas buscan aportar su granito de arena a la sociedad de una manera más humana que la aportación de dinero. Es esencial tener flexibilidad para establecer todo tipo de sinergias (ya sean en capital humano, en activos no monetarios… etc.)

  1. Pensar más allá de las grandes empresas

No focalizarse en buscar donantes únicamente en las grandes empresas. Es esencial explorar también las oportunidades que ofrecen compañías medianas, locales, o menos conocidas.

  1. Ver la crisis como oportunidad

En caso de recesión en algún sector, no vetarlo a colaboraciones. Se abre una oportunidad para ayudar a empresas del sector dañado a recuperarse.

CC BY-NC-SA

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s