¿Subsidios al saneamiento?


Subsidios al saneamiento-Bangladesh-Mirva Tuulia Moilanen

Productos sanitarios en Bangladés – Imagen: Mirva Tuulia Moilanen

En Energía sin Fronteras trabajamos, entre otros temas, por el acceso al saneamiento de personas desfavorecidas en el mundo rural. Es un tema esencial para la salud y el bienestar. Conocemos bien el problema de la falta de recursos económicos de muchas de estas personas para esas instalaciones y su mantenimiento.

El artículo The ‘S word:’ Is it time for the sanitation sector to reconsider subsidies? trata de ello. La autora, Sophie Edwards recuerda que desde hace treinta años hay un consenso general sobre el hecho de que para el saneamiento rural no basta con los subsidios a las instalaciones. Pero advierte que está de nuevo en discusión le oportunidad de dar incentivos financieros a la construcción de letrinas en ciertas situaciones.

Por José Luis Trimiño                                                          2 de noviembre de 2017

El artículo empieza recordando que la situación del saneamiento a nivel mundial es preocupante: 2.300 millones de personas carecen de acceso a un retrete decente; muchos defecan al aire libre; hay países en los que se está reduciendo el acceso al saneamiento.

Hasta los años 90, los gobiernos y los donantes solían considerar que el problema del saneamiento era cuestión de instalaciones y se centraban en aumentar la cobertura construyendo letrinas sin coste para los usuarios. A menudo, estos enfoques se tradujeron en baja sostenibilidad y poca aceptación por los usuarios, letrinas inutilizadas o mal utilizadas. Se considera que estos programas fracasaron porque estaban orientados a la oferta y no se ocuparon de generar demanda de mejora del saneamiento o de promover cambios de comportamiento. Más aún, ocurría con frecuencia que los hogares pobres no podían -y, a veces, no estaban dispuestos a- pagar por el mantenimiento de letrinas que se les habían dado sin estar involucrados mental o financieramente.

Aparecieron enfoques que daban respuesta a estas deficiencias. Entre ellos, el “Community-led total sanitation” (CLTS). Se trata de una alternativa sin subsidios y orientada por la demanda. El promotor fue un consultor indio, Kamal Kar, al evaluar un programa tradicional de saneamiento en Bangladés. Ese enfoque se ha ido incorporando a las políticas y prácticas de gobiernos, donantes y ejecutores.

La cuestión se ha reconsiderado durante la Semana del Agua, recientemente celebrada en Estocolmo, de la hace poco se han hecho públicas las conclusiones. Opiniones allí expresadas:

-Algunos consideran que puede ser necesario conceder subvenciones al saneamiento en ciertas situaciones. Por ejemplo, en zonas urbanas o para dar servicio a los más pobres y marginados.

-Otros piensan que dar subsidios a las instalaciones no funciona, porque no estimula el cambio de comportamiento y no facilita la apropiación por la comunidad, necesaria para que las letrinas se utilicen y mantengan[1].

-Hay estudios que revelan debilidades del CLTS, tanto en cuanto los resultados de comunidades donde ha desaparecido la defecación al aire libre (ODF[2]) como al hecho de que no da apoyo a los más desfavorecidos.

-Expertos en CLTS reconocen estos problemas -de hecho, la página web de CLTS recoge estos estudios críticos. Pero advierten a los donantes y a los distintos actores implicados que hay que ser muy prudentes a la hora de reintroducir subsidios; ello podría dificultar los avances que se han ido produciendo en países donde se ha ido aplicando el sistema CLTS. Dar incentivos financieros a la construcción de letrinas podría llevar a informes erróneos sobre las instalaciones de saneamiento y su utilización. Apuntan a que podría estar ya ocurriendo en la India, con la campaña “Swachh Bharat”, que busca acabar con la defecación al aire libre para el año 2019, utilizando una combinación de CLTS y de subsidios a las instalaciones.

-Otros expertos, estando de acuerdo en que el CLTS ha tenido bastante éxito, tiene límites. Lleva a las comunidades a dar el primer paso en el camino del saneamiento, pero no ayuda a dar los pasos siguientes; por ejemplo, cómo gestionar las aguas residuales o los lodos.

-La ONG iDE[3] intenta tomar este camino donde lo deja el CLTS, ofreciendo a las comunidades acceso a productos de saneamiento de un nivel más alto, a ir más allá de la letrina seca; incluso, a quienes tengan capacidad de pago, a dar el salto directamente a una solución más avanzada.

-Una consejera del Banco Mundial considera que el enfoque CLTS no es necesariamente aplicable tal cual a las zonas urbanas; en estas, habrá que recurrir a los subsidios para aumentar el acceso al saneamiento.

-En el programa SanMark, en Camboya, iDE ofrece “subsidios inteligentes” para que los hogares más pobres puedan acceder. Un estudio ha revelado que los hogares más pobres han utilizado mucho más los servicios del programa allí donde se proponían subsidios[4].

Conclusiones:

-No ser dogmático. En especial, cuando se trata de llegar a “la última milla”.

-Vamos hacia un concepto más matizado de los subsidios y va habiendo convergencia sobre cómo recurrir a ellos[5]. De hecho, en Estocolmo ha habido una sesión titulada: “Subsidies revisited: Supporting the poorest and most vulnerable in CLTS”.

-Es preferible hablar de “apoyo” que de “subsidios”. El apoyo incluye medidas financieras y no financieras.

-Un elemento crítico es que hay que evitar dañar la capacidad de una comunidad de resolver las cosas por sí mismos.

-Una posibilidad es ofrecer los subsidios de manera decreciente. Por ejemplo, proporcionándolos allí donde no hay demanda de saneamiento y luego, cuando los hogares estén intentando resolver el problema por sí mismos, irlos reduciendo y suprimiendo.

CC BY-NC-SA
[1] Estudio “Norms, Knowledge and Usage”, del Institute for Development Studies
[2] Plan ODF Sustainability Study, realizado por Plan International
[3] https://www.ideglobal.org/
[4] Tiendo a decir: “¡Pues, claro!
[5] Cfr. Estudio “Supporting the Least Able Throughout and Beyond CLTS”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s