Renovables 2017: Informe de la IEA


renew2017MRSEn Energía sin Fronteras centramos nuestra actividad en dar servicios de energía y de agua/saneamiento a quienes carecen de ellos o solo los tienen en condiciones muy precarias, principalmente en comunidades rurales aisladas de Latinoamérica y África Subsahariana. Para la energía, casi siempre recurrimos a las renovables, más sostenibles desde el punto de vista medio-ambiental.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) ha publicado su informe anual 2017 sobre las renovables: Renewables 2017 – Analysis and Forecasts to 2022. El resumen ejecutivo está disponible para consulta; por cierto, en inglés y en chino.

Yo entiendo poco de este tema; es posible que no haya recogido bien algunas cosas y haya pasado por alto otras importantes. Quizás algún lector pueda corregir errores, hacer puntualizaciones y aportar comentarios enriquecedores.

Por José Luis Trimiño                                                        11 de diciembre de 2017

Recojo brevemente algunos de los puntos más sobresalientes del informe.

De nuevo, el año pasado, 2016, ha constituido un récord para las energías renovables en el mundo. Particularmente, la solar. Casi dos tercios de la nueva capacidad de generación proceden de las renovables. En gran medida, por el crecimiento de la fotovoltaica (FV) en China y otros países, las reducciones de costes y las políticas de apoyo. En las subastas, los precios han llegado a bajar hasta 0,03 USD/Kw.h; comparables a los costes de generación de las nuevas centrales de gas y de carbón.

De aquí a 2022, el informe prevé un crecimiento fuerte y sostenido de las energías renovables, particularmente de la FV. Esta supondrá el aumento mayor, por encima de la hidroeléctrica; movido por las continuas reducciones de costes de la tecnología y por la dinámica del mercado chino. Y todavía podría crecer más, si algunas políticas eliminaran barreras al crecimiento.

En este crecimiento de las renovables, China es el líder indiscutible. Allí se concentra el 40% del aumento de la capacidad de generación renovable. También es el líder en hidroeléctrica, bioenergía para electricidad y calor y en vehículos eléctricos. Y está modificando sus políticas de modo sustancial para hacer frente a estos retos.

El informe pasa revista al mercado de las renovables en diversas regiones del mundo:

-Estados Unidos. A pesar de las incertidumbres políticas -que pueden modificar la economía de las renovables y su expansión- allí se da el segundo mayor crecimiento en las renovables, con instalaciones eólicas y solares.

-La India está tratando los problemas financieros de sus empresas y haciendo frente a cuestiones relativas a la integración de las redes.

-Unión Europea. Se prevé un crecimiento de las renovables claramente inferior al del quinquenio anterior. Razones: baja demanda, exceso de capacidad y poca visibilidad de los volúmenes de las subastas que va a haber. Señala que se podría hacer frente a este desafío si se adopta, la nueva directiva sobre las energías renovables.

-Países en desarrollo de Asia y África subsahariana. En los próximos cinco años, la capacidad de generación fuera de red en estas regiones se multiplicará casi por tres (industrias, sistemas solares domiciliarios y mini-redes). Aunque a nivel mundial su volumen es pequeño, tiene un impacto socio-económico significativo: permitirá llevar servicios básicos de electricidad a casi 70 millones de personas más.

“Renewables 2017” destaca la importancia de la integración de los sistemas. Algunos datos: a) la energía eólica y la solar representarán conjuntamente más del 80% del aumento de capacidad renovable, b) en Dinamarca, en el 2022, el 70% de la generación eléctrica procederá de renovables variables, c) en algunos países europeos, la eólica y la solar supondrán más del 25% de la generación total. Señala que las renovables variables están más expuestas al riesgo de perder valor sistémico a medida que penetran más en el mercado, ya que los precios al por mayor bajan precisamente cuando la generación eólica y solar son abundantes y la demanda es baja. Por ello, apela a dar mayor flexibilidad a los sistemas (refuerzos e interconexiones de red, almacenamiento, respuesta de la demanda y otras ofertas flexibles). Considera que los marcos regulatorios y de políticas tienen que evolucionar para tratar de modo simultáneo con objetivos múltiples.

El informe prevé que en 2022 el carbón seguirá siendo la principal fuente de generación a nivel mundial. Pero las renovables se acercarán, suponiendo el 30% (en 2016 era el 24%); entre ellas, la hidroeléctrica seguirá siendo la principal, seguida por la eólica, la solar FV y la bioenergía.

Destaca la evolución de las políticas. Cada vez hay menos casos en que las tarifas las fija el gobierno y hay más subastas competitivas, con acuerdos de compra de energía a largo plazo (“power purchase agreements”, PPA) para grandes proyectos. Y los precios de las subastas para la eólica y la solar han seguido bajando, a pesar de que en los nuevos proyectos los costes de generación siguen siendo altos.

El informe trata también el uso de las energías renovables en el transporte y para producir calor.

A pesar de los fuertes aumentos de ventas, hay muy pocos vehículos eléctricos (de 2, 3 o 4 ruedas y autobuses). De la energía total generada, solo el 0,5% la consumen los vehículos eléctricos; en 2022 pasará al 1%. Del consumo de electricidad de los vehículos eléctricos, hoy el 26% procede de las renovables; subirá algo y en 2022 será el 30%. En consecuencia, en el transporte por carretera, se espera solo un aumento pequeño de la parte de las energías renovables (4% en 2016; 4,5% en 2022).

En 2022, el 90% del consumo de renovables en el transporte por carretera procederá de los biocombustibles, cuya producción crecerá más del 16% en los próximos cinco años. Será en Asia donde haya más crecimiento, debido a la demanda creciente, la disponibilidad de materia y a las políticas de los gobiernos. La contribución de Brasil seguirá siendo importante. En la Unión Europea se prevé un crecimiento modesto, ya que no se espera que las políticas estimulen las inversiones en el sector. Ha habido progresos en biocombustibles avanzados (ej.: el etanol de celulosa), pero no son competitivos con el petróleo.

“Renewables 2017” recuerda que la energía térmica empleada en calentar edificios y procesos industriales supone, a nivel mundial, casi el 40% de las emisiones de CO2 relacionada con la energía, por lo que descarbonizar el calor constituye un reto importante. En el consumo de calor, la parte de las renovables va aumentando lentamente (9% en 2015; 11% en 2022). Se espera que el aumento del consumo de calor procedente de las renovables proceda, sobre todo, del sector de la edificación (China, UE, América del Norte); en China y la India, habrá un aumento significativo en la industria. En cuanto a fuentes, la que más crecerá será la bioenergía, seguida de la electricidad renovable.

CC BY-NC-SA
Anuncios

Un pensamiento en “Renovables 2017: Informe de la IEA

  1. Pingback: Acceso a la energía – Informe IEA 2017 | Energia sin fronteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s