Saneamiento: soluciones en Perú


X-runner-inodoro seco

Foto: X-runner

El agua y saneamiento es uno de los sectores principales de actuación de Energía sin Fronteras -el otro es la energía, como nuestro nombre indica-. En este blog prestamos una atención particular al saneamiento, conscientes de que, en general, se da menos prioridad al acceso al saneamiento que al acceso al agua -lo que se traduce en que: a) hay muchas más personas que carecen de acceso a un saneamiento adecuado que al agua potable, b) la meta relativa al agua de los ODM (Objetivos de Desarrollo del Milenio) se alcanzó; la relativa al saneamiento, no-.

De Next Billion me ha llegado una entrevista cuyo título esSanitation Solutions: Stop Using Water as a Resource[1]. La entrevistada es Isabel Medem, una de las fundadoras de X-runner , una empresa social que proporciona saneamiento domiciliario en las zonas pobres / “pueblos jóvenes” de Lima, siguiendo la estela de actividades anteriores en la India.

X-runner emplea un sistema de inodoros secos, portátiles, con recogida semanal. La empresa ha sido certificada como BCorp[2].

Por José Luis Trimiño                                                                  5 de enero de 2018

La entrevistadora es Kyle Poppin, colaboradora y ex-redactora de Next Billion.

Empieza presentando datos básicos, bastante conocidos de la “crisis del saneamiento”: a) unos 2.400 millones de personas carecen de un saneamiento mejorado, b) más del 80% de las aguas residuales procedentes de la actividad humana se vierten -a los ríos o al mar- sin un tratamiento que elimine los contaminantes, c) el agua es un bien escaso, particularmente en ciertas zonas y países. Isabel Medem afirma que el problema tiene solución, pero ello requiere, por un lado, actuaciones conjuntas de todos los actores implicados y, por otra, recurrir a soluciones innovadoras.

X-runner se constituyó hace cinco años para llevar a los pobres urbanos un saneamiento fiable, seguro y asequible. Actualmente se han convencido de que las soluciones convencionales no bastan, hay que innovar, y pretenden ser el número uno en el Perú en soluciones de saneamiento alternativas.

Los clientes pagan a X-runner 12 USD mensuales por el servicio. Por la instalación del inodoro, empezó cobrando 30 USD; ahora ofrece descuentos en las comunidades donde tienen muchos clientes y va a introducir un precio reducido para ciertos usuarios.

X-runner lleva instalados más de 750 inodoros secos (lo que significa que han llegado a unas 4.000 personas). A corto plazo, quiere seguir extendiéndose por los barrios pobres del sur de Lima, intentando llegar en ciertas zonas a una cobertura de más del 50%. A medio plazo, busca establecer alianzas con las municipalidades.

Según Medem, quieren tener una gestión financiera sana -actualmente cubren el 23% de todos sus costes operativos, pero aspiran a llegar al 80%-, pero consideran que su resultado tiene que medirse también por otros parámetros. Argumenta que las soluciones no son sencillas y que, por eso, en los países desarrollados la gran mayoría de los servicios de saneamiento son gestionados por organismos públicos y están subvencionados.

No tienen pensado extender su actividad a otros países, pero sí están considerando establecer alianzas con organizaciones que trabajan en ellos.

Isabel Medem señala algunas cosas que, a su juicio, hicieron bien desde el principio en X-runner:

-Focalizarse en los usuarios. Y establecer con ellos una relación basada en la confianza y la transparencia. Durante los dos primeros años, X-runner diseñaba y fabricaba los inodoros[3], lo que supuso pasar mucho tiempo con los usuarios, escuchándoles y entendiendo sus necesidades.

-Tratar a los usuarios como clientes. X-runner cobró el servicio desde el principio. Eso hacía que se sintieran empoderados, con derecho a exigir y a quejarse.

-Establecieron un equipo fuerte, con voluntad de permanecer mucho tiempo en la empresa y con un liderazgo fuerte.

Y algunas que no hicieron bien:

-Deberían haber empezado a captar fondos antes, en la fase piloto.

-Tendrían que haber prestado más atención a encontrar el proceso de tratamiento adecuado.

Medem termina diciendo que, a su juicio, el principal cuello de botella para alcanzar el ODS relativo al saneamiento está en los gobiernos de los países que tienen un problema grave. Critica el que se vea el acceso al saneamiento como un problema siempre relacionado con el acceso al agua; propone abandonar la visión de que el agua es un recurso indispensable para los sistemas de saneamiento[4].

CC BY-NC-SA
[1]El título podría hacer pensar que defiende una tesis contraria al lema de la World Water Week 2017 (“Wastewater, the untapped resource”), de lo que hablamos en otra reseña de este blog (https://amigosesf.wordpress.com/2017/04/15/las-aguas-residuales-un-recurso-desaprovechado/). Pero entiendo que no es así.
[2] Sobre las “B Corporations” (BCorp) ver reseña “Sin y con ánimo de lucro: zonas grises” (https://amigosesf.wordpress.com/2016/05/05/sin-y-con-animo-de-lucro-zonas-grises/).
[3] Ahora las fabrica una organización diferente, Separett
[4] De aquí, el título del artículo en Next Billion
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s