Sector privado y desarrollo


Rev Esp Des CoopYa hemos traído aquí en otras ocasiones artículos y publicaciones del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (Itd) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Tanto el Itd UPM como Energía sin Fronteras somos miembros de la Mesa de Acceso Universal a la Energía (MAUE).

La Revista Española de Desarrollo y Cooperación publicó hace unos meses un monográfico, el nº 40, dedicado al “Sector privado y desarrollo” y coordinado por el Itd UPM. Es un tema al que Energía sin Fronteras también presta mucho interés; siendo una ONG de desarrollo en cuyo patronato se sientan bastantes empresas, estamos bien situados para entender y facilitar las colaboraciones y alianzas entre diversos actores -ONG, entidades públicas y empresas- en la cooperación al desarrollo.

Por José Luis Trimiño                                                                       12 de julio de 2018

El papel del sector privado en el desarrollo y las alianzas multi-actor son temas en los que investiga el Itd UPM y sobre los que ha hecho varias publicaciones.

La presentación de este monográfico, que tuvo lugar en noviembre del año pasado, recalcó el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) nº 17, que también nos guía a Esf: “…alianzas entre múltiples interesados que movilicen e intercambien conocimientos, especialización, tecnología y recursos financieros, a fin de apoyar el logro de los Objetivos de Desarrollo…”, “Fomentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las alianzas”.

Algunos de los artículos incluidos son:

Private standards that promote supply chain sustainability: discussing their implementation in developing countries (I. Borrella, C. Mataix, R. Carrasco).

Partnership fundamentals: understanding organisational incentives (L. Stott)[1].

-Using systems thinking to reach the poor through markets (M. Maestre, J. Thorpe).

-La evolución del sector privado a través de nueve acuerdos internacionales sobre desarrollo (I. Uriarte Ayala).

-El sector privado en el cumplimiento de los ODS: la experiencia mexicana (J. A. Pérez-Pineda).

-Inversiones de impacto como puente entre la cooperación internacional y el sector privado: posconflicto en Colombia (J. García, N. Salcedo).

-El sector privado y la problemática de la inserción laboral de los segmentos más vulnerables (M. E. Sconfienza).

-Tensiones regionales que ponen en jaque la integración y la cooperación Sur-Sur en América Latina (T. Ojeda Medina).

– Cooperación internacional para el desarrollo: gobierno, economía y sociedad. Evolución de las políticas y escenarios futuros (J. Agudelo Taborda).

Según la reseña que el propio Itd UPM hizo, en el debate de presentación se hicieron aportaciones como:

-El sector privado tiene gran impacto en el desarrollo. Por eso debe formar parte de la solución, ¡no del problema!

-El sector privado debe concentrarse también en resolver problemas de sostenibilidad dentro de las organizaciones; y no solo hacia fuera a través de sus acciones de responsabilidad social corporativa.

-El compromiso de las empresas con el desarrollo debe ir más allá del imperativo ético: el desarrollo sostenible puede convertirse en una forma mejor de hacer su negocio. Mediante los negocios inclusivos, las empresas pueden lograr que sectores con menos recursos participen en su cadena de valor, si se adaptan a su necesidad y capacidad económica.

-El trabajo conjunto de los sectores público y privado puede ofrecer nuevos modelos, nuevas formas de hacer, al combinar sus respectivas fortalezas. No obstante, las alianzas público-privadas no son la solución a todo; existen otras opciones interesantes, como las plataformas de innovación y co-creación, en las que suele haber una participación activa de la sociedad civil.

-El sector privado ha comprendido la dimensión medioambiental de la sostenibilidad, pero sigue siendo un importante constructor de desigualdades.

-La universidad puede jugar un papel práctico como intermediario entre los sectores público y privado, promoviendo la participación entre los socios de las alianzas y evaluando su funcionamiento. Además, aporta conocimiento y rigor al debate y puede canalizar el espíritu innovador.

-Seguramente, nos encontramos en un momento de transición, en el que estamos experimentando soluciones innovadoras, que no serán necesariamente las definitivas.

 CC BY-NC-SA
[1] El artículo señala que las organizaciones que constituyen una alianza tienen que tener un buen conocimiento recíproco de sus incentivos y hace sugerencias para ese análisis. Recomienda realizar una encuesta interna preliminar acerca de si trabajar o no en alianza y un amplio debate entre los posibles miembros de la alianza. Eso dará claridad en cuanto a los incentivos y a los retos a los que cada uno deberá hacer frente. Ello facilitará el entendimiento mutuo y hará que el compromiso de colaboración sea más efectivo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s