Crece el sector de las cocinas limpias


Imagen: GACC

El acceso a la energía no supone solamente electricidad. También energía para calor, en particular, para cocinar[1]. Así lo entendemos en Energía sin Fronteras. De hecho, constatamos que, a nivel mundial, se avanza más en el acceso a la electricidad que en cocinar y calentar limpio.

Y eso, a pesar de iniciativas como la Alianza Mundial por las Cocinas Limpias.

Vamos a repasar la situación y los avances a través de un estudio al respecto.

Por José Luis Trimiño                                                           21 de diciembre de 2018

Ya nos hemos referido al cocinado en este blog[2]. Casi 3.000 millones de personas aún cocinan con fuego abierto o con leña, carbón de madera o excrementos secos. En cocinas ineficientes, que emiten gases tóxicos y partículas, fuente de diversas enfermedades, que afectan sobre todo a mujeres y niñas, que suelen ser quienes cocinan. Además, las cocinas ineficientes y los combustibles de biomasa tienen efectos sobre el cambio climático y el medio ambiente.

Había habido muchos esfuerzos dispersos para mejorar estos sistemas de cocinado, haciéndolos más limpios y eficientes. En 2010 se lanzó la Alianza Mundial por las Cocinas Limpias (Global Alliance for Clean Cookstoves, GACC: http://cleancookstoves.org/). Pretendía aunar esfuerzos públicos y privados para constituir, a nivel mundial, un sector potente del cocinado limpio, que permitiera que para el 2020, 100 millones de hogares dispusieran de cocinas limpias nuevas, encaminando a que se extendiera a todo el mundo.

Se trataba de un “acelerador de la industria del impacto” (“impact industry accelerator”), catalizador de todo el sector. Sigue la lógica de otros pasos que ha dado el mundo del desarrollo para estimular que las empresas contribuyan a los desafíos sociales. No solo invertir en empresas privadas, sino también en el desarrollo de infraestructuras, sistemas de información, políticas e instituciones, el marco en el que operan las empresas. Eso es la “industria del impacto”.

La GACC trabaja para mejorar los estándares de cocinas y combustibles, promover inversiones en empresas suministradoras e informar y sensibilizar a los usuarios sobre sus beneficios. Trabaja con gobiernos locales, empresas y ONG.

Energía sin Fronteras también hemos trabajado con la GACC[3].

El año pasado, el William Davidson Institute de la Universidad de Michigan y la GACC hicieron un estudio sobre las lecciones aprendidas por la Alianza. El resultado lo recoge el artículo Accelerating an Impact Industry: Lessons from Clean Cookstoves”, publicado por la Stanford Social Innovation Review. (https://ssir.org/articles/entry/accelerating_an_impact_industry_lessons_from_the_clean_cookstove_industry). He visto un extracto del mismo en Next Billion: “How to Build an Impact Industry: Four Strategies from the Global Alliance for Clean Cookstoves[4] (https://nextbillion.net/accelerating-impact-global-alliance-clean-cookstoves/).

El estudio recopiló resultados de la Alianza en varios países. Se entrevistaron con personal de la Alianza y de otras organizaciones colaboradoras. Recogió lo que ha hecho la GACC, pero también lo que la Alianza y otras organizaciones no han hecho todavía. Como consecuencia, ha identificado cuatro etapas necesarias para acelerar el sector, que la Alianza ha implementado, casi siempre en paralelo, no de manera secuencial:

1-Acelerar las inversiones. Para movilizar recursos, la GACC:

-Elaboró una propuesta valiosa que permitió que diversas partes interesadas vieran cómo alcanzar sus objetivos respectivos.

-Desarrolló una plataforma de implementación en la que los interesados pueden invertir.

-Moviliza apoyos financieros y no financieros.

2-Acelerar la acción colectiva:

-Visión y objetivos comunes para el sector, planificando de modo colaborativo.

-Investigación para demostrar el valor social de la propuesta.

-Garantiza calidad y consistencia: estándares, pruebas y certificaciones.

3-Acelerar los beneficios:

-Propone políticas y marcos regulatorios que favorezcan un entorno propicio.

-Reduce los costes de producción, colaborando con instituciones que dan subvenciones y haciendo acuerdos de compra institucionales.

-Estimula la demanda, promoviendo cambios de comportamiento y haciendo campañas de sensibilización.

4-Acelerar el impacto:

-Estimula la innovación. Consigue subvenciones que apoyan la investigación.

-Facilita el acceso al capital para que empresas con potencial puedan crecer.

-Comparte las lecciones aprendidas: las empresas pueden tener más éxito.

CC BY-NC-SA


[1] De hecho, la meta 7.1 (acceso a la energía) del ODS 7 (energía) tiene dos indicadores: uno relativo a la electricidad; el otro, a los combustibles y tecnologías limpios como fuente primaria.

[2] https://amigosesf.wordpress.com/2017/12/29/soluciones-al-problema-de-cocinar-limpio/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/11/16/el-mercado-de-las-cocinas-limpias/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/08/04/como-salvar-el-planeta-con-cocinas-mejores/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/04/12/erradicar-la-contaminacion-en-los-hogares-debida-al-cocinado/, https://amigosesf.wordpress.com/2016/08/22/cocinas-limpias-se-requiere-un-mercado-global/

[3] Estudio “Cocinas mejoradas Guatemala”: https://energiasinfronteras.org/proyectos/estudios/nuestros-estudios/141-cocinas-mejoradas-guatemala

[4] En el marco del Global Engagement Forum: Live (https://www.pyxeraglobal.org/2018-pyxera-global-engagement-forum-live/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s