Archivo de la etiqueta: cocinas mejoradas

La Comisión Europea y las fundaciones, por el acceso a la energía

Imagen: Comisión Europea

Hace poco he tenido la oportunidad de asistir, en nombre de Energía sin Fronteras a una reunión / jornada titulada “Building strong partnerships with foundations to deliver sustainable and affordable energy in partner countries”. La organizó la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DEVCO[1]) de la Comisión Europea (CE).

Se trataba de un intercambio de ideas. Por la CE, la unidad encargada de relaciones con la sociedad civil expuso los mecanismos de colaboración con ONG en general y fundaciones en particular; la unidad responsable de energía y cambio climático presentó sus iniciativas. Las fundaciones participantes, entre ellas, Esf, expusimos nuestras actuaciones.

La reunión dio lugar a un valioso intercambio de puntos de vista sobre el rol de la energía para el desarrollo, la situación del acceso a la energía, las dificultades para llegar a los más vulnerables y aislados, los factores y actores clave, modelos de negocio y financiación. Se constató una cierta laguna de conocimiento y actuación en el ámbito del cocinado, mucho menos tratado que el acceso a la electricidad. Se acordó establecer una plataforma para colaborar y compartir conocimiento entre la DG DEVCO de la CE y las fundaciones y entre estas entre sí.

Por José Luis Trimiño                                                                      2 de junio de 2019


La reunión tuvo lugar en Bruselas el 24 de mayo. Por parte de la Comisión Europea (CE) participaron funcionarios de las unidades DEVCO/A5 (Relaciones con la sociedad civil y fundaciones) y DEVCO/C6 (Energía y cambio climático). Además de Energía sin Fronteras, asistieron representantes de la Aga Khan Foundation, European Climate Foundation, Fondazione ENI, Fondazione ENEL, Fundación Acciona.org, Shell Foundation, Power for All y otra, cuyo nombre no recuerdo. (La verdad es que esperaba que hubiera más asistencia).

-DEVCO/A5[2] se ocupó primero de relaciones con ONG -originalmente, europeas, luego, también de países en desarrollo (PED)-, se amplió a instituciones públicas locales de PED y se va abriendo a otras organizaciones: cooperativas, sindicatos…y fundaciones. Son conscientes de que las fundaciones son un tipo de ONG; muy diversas entre sí, por sus especificidades y por el marco jurídico en el que se desenvuelven -distinto de unos países a otros. DEVCO/A/5 suele dialogar y trabajar más con redes y agrupaciones de ONG, no tanto con organizaciones individuales (aparte de proveer financiación, a través de concursos de proyectos -“call for proposals”).

-DEVCO/C/6[3] presentó distintas actuaciones de la Comisión Europea en el ámbito de la cooperación al desarrollo en el sector de la energía y el cambio climático[4]: External Investment Plan (EIP) (reducir riesgos de inversiones), Electrification Financing Initiative (blending), Climate Investor One, Africa Renewable Energy Scale-up Facility, Transferability and Convertibility Facility, Facility for Energy Inclusion. Subrayó la necesidad de hacer más esfuerzo en África, países frágiles y grupos vulnerables; no solo en acceso a la energía, también eficiencia y efecto en cambio climático.

Las fundaciones asistentes cubren un amplio espectro de actividades: financiación, asistencia técnica, provisión de servicios, “think tank”, realización de proyectos, formación, desarrollo de modelos empresariales, gestión de fondos…

A lo largo de la jornada se señaló que la energía juega un papel catalítico para el desarrollo. Está muy relacionada con el crecimiento de las empresas y la economía, la agricultura, la salud, la educación y el género.

Se están poniendo en marcha diversas iniciativas y modelos de negocio para extender el acceso a la energía, tanto de las personas como de las empresas locales. Las mayores dificultades están en la “última milla”: en África, los países frágiles, las zonas aisladas, los grupos más vulnerables, donde la capacidad financiera es más baja. Allí hay menos incentivos para que entren las empresas privadas; no es fácil que una micro-red sea rentable; muchas empresas distribuidoras tienen dificultades para acceder a financiación.

Resulta esencial que exista un entorno favorable: políticas públicas y marcos regulatorios, actores locales (públicos y de la sociedad civil) dinámicos y responsables ante los usuarios. Se han desarrollado diversos modelos de negocio, pero no hay soluciones únicas, hay que adaptarse a la realidad local. Técnicamente, coexisten los modelos de extensión de red, micro-redes y sistemas aislados. Y a los modelos tradicionales de gestión del servicio -entidad pública y empresa privada- se añaden cada vez más las empresas sociales. Se subrayó también la importancia del capital humano.

La financiación es fundamental. Desde la Conferencia de Addis Abeba sobre Financiación del Desarrollo[5] hay una conciencia generalizada de que el desarrollo se financia de fuentes diversas: recursos nacionales públicos, inversión privada (local y exterior), cooperación internacional al desarrollo (créditos y subvenciones), remesas de emigrantes… La Comisión Europea es muy activa en proveer instrumentos que facilitan la fusión (“blending”) de donaciones y créditos, cobertura de riesgos, garantías, etc.; aunque no ha intervenido todavía en bonos sociales (“social bonds”) ni en inversiones de impacto (“impact investments”).

Hay conciencia de que la energía no es solo electricidad, sino también sistemas de cocinado eficientes, saludables y ambientalmente sostenibles. Pero -al menos entre los asistentes- hay menos conocimiento de la problemática, las necesidades y las soluciones para el cocinado limpio. Mencioné la “Guía de Biomasa[6]”, que preparamos en Energía sin Fronteras hace unos años y suscitó mucho interés.

En la reunión se acordó establecer un marco de colaboración e intercambio entre la DG DEVCO de la CE y las fundaciones participantes.

En definitiva, un punto útil para mejorar la coordinación entre actores que trabajamos por mejorar el acceso universal a la energía.

CC BY-NC-SA


[1] https://ec.europa.eu/info/departments/international-cooperation-and-development_es y https://ec.europa.eu/europeaid/. Organigrama: https://ec.europa.eu/europeaid/sites/devco/files/organisation-chart-20190501_en.pdf. Plan Estratégico 2016-2020: https://ec.europa.eu/info/publications/strategic-plan-2016-2020-international-cooperation-and-development_en. Plan de Gestión 2019: https://ec.europa.eu/info/publications/management-plan-2019-international-cooperation-and-development_en.

[2] https://ec.europa.eu/europeaid/civil-society_en

[3] https://ec.europa.eu/europeaid/sectors/energy/energy_en

[4] Hace poco hemos publicado en este blog una entrada en la que se presentan algunas de estas actuaciones: https://amigosesf.wordpress.com/2019/04/08/cooperacion-en-energia-lo-que-hace-la-ue/

[5] Agenda de Acción de Addis Abeba: https://www.un.org/esa/ffd/wp-content/uploads/2015/08/AAAA_Outcome.pdf

[6] https://energiasinfronteras.org/proyectos/estudios/70-gu%C3%ADa-de-sensibilizaci%C3%B3n-%E2%80%9Cbiomasa-y-desarrollo%E2%80%9D-oportunidades-de-la-biomasa-para-mejorar-el-acceso-local-a-la-energ%C3%ADa-en-comunidades-rurales-aisladas-de-am%C3%A9rica-latina-julio-2012

Anuncios

Las cocinas mejoradas, ¿qué mejoran?

Escáner_20190228 (5)

Cocina En La Matanza, Piura, Perú             – Fundación Energía sin Fronteras

Una de las líneas de acción de Energía sin Fronteras es el suministro de energía para el cocinado. Todavía hay muchas personas en el mundo que cocinan en malas condiciones, utilizando leña -trabajosa de recoger, por mujeres y niñas- de manera poco eficiente y produciendo mucho humo, muy nocivo para la salud. Hacemos proyectos, evaluaciones y también estudios al respecto. De hecho, ya publicamos una Guía de Sensibilización “Biomasa y Desarrollo”.

En los últimos años se han ido extendiendo las “cocinas mejoradas”, de biomasa, que mejoran las condiciones de salud de los usuarios y son más eficientes que las cocinas tradicionales. Pero hay también críticas a este movimiento, poniendo en duda su relevancia: ¿Producen mejoras significativas? ¿Son funcionales? ¿Es lo que los usuarios demandan?

En esta entrada se recoge la opinión que tenemos sobre el tema en la Fundación Energía sin Fronteras, elaborada por el grupo “Biomasa”:

Nos encontramos ante una tesitura importante, y debemos reconocer la dificultad de encontrar cocinas que satisfagan todas las necesidades a la vez (eficiencia, salud, tamaño, precio, cambio climático, humos, etc.). Puede que no estemos hablando de una solución final, sino de un paso previo o transitorio a la solución definitiva. En estos momentos, no existe una solución única que sea del todo factible; por ello, inevitablemente, tenemos que trabajar con lo que existe o nos ofrece actualmente el mercado.

A pesar de todos los aspectos negativos que existen -indudablemente es así, no los podemos negar- hoy por hoy, desde nuestro punto de vista y experiencia, siguen mereciendo la pena las cocinas mejoradas y son la solución para muchos lugares pobres y aislados donde el acceso a la energía está muy limitado.

Quizás debemos cambiar los objetivos que estamos buscando, no poniendo el foco tanto en lo relacionado con la reducción de gases o la mejora de la salud -todos estamos de acuerdo en que son beneficiosos, aunque tal vez no tanto como a veces se argumenta- e invertir nuestros esfuerzos en estudiar bien la cultura, el papel de la mujer, qué ventajas necesitan, qué les puede ayudar y/o venir bien, etc.

De las cocinas, no podemos olvidar su dificultad de aceptación y, sobre todo, debemos estudiar muy bien y saber identificar, mediante análisis previos y posteriores a la realización de los proyectos, los factores clave por los que estas cocinas tienen o no éxito en la comunidad, sin olvidar que el objetivo final para Energía sin Fronteras es conseguir un cambio y mejora en el desarrollo de la zona.

La mujer puede ser un catalizador de este cambio; por ello creemos que se debe considerar a la mujer como una prioridad y poner el foco en ella. De este tema se habla bastante en la guía sobre biomasa y desarrollo elaborada por Esf, enfocando el tema socio-cultural sobre la importancia de la mujer en la comunidad.

Desde nuestra experiencia en Esf, podemos hablar del proyecto de Malí enfocado sobre la mujer y el proyecto actual en Perú, donde el éxito de las cocinas mejoras es notable y no deja lugar a dudas de todo lo que se ha hablado.

Por Cristina Prada[1]                                                                     28 de febrero de 2019 Sigue leyendo

Crece el sector de las cocinas limpias

Imagen: GACC

El acceso a la energía no supone solamente electricidad. También energía para calor, en particular, para cocinar[1]. Así lo entendemos en Energía sin Fronteras. De hecho, constatamos que, a nivel mundial, se avanza más en el acceso a la electricidad que en cocinar y calentar limpio.

Y eso, a pesar de iniciativas como la Alianza Mundial por las Cocinas Limpias.

Vamos a repasar la situación y los avances a través de un estudio al respecto.

Por José Luis Trimiño                                                           21 de diciembre de 2018

Ya nos hemos referido al cocinado en este blog[2]. Casi 3.000 millones de personas aún cocinan con fuego abierto o con leña, carbón de madera o excrementos secos. En cocinas ineficientes, que emiten gases tóxicos y partículas, fuente de diversas enfermedades, que afectan sobre todo a mujeres y niñas, que suelen ser quienes cocinan. Además, las cocinas ineficientes y los combustibles de biomasa tienen efectos sobre el cambio climático y el medio ambiente.

Había habido muchos esfuerzos dispersos para mejorar estos sistemas de cocinado, haciéndolos más limpios y eficientes. En 2010 se lanzó la Alianza Mundial por las Cocinas Limpias (Global Alliance for Clean Cookstoves, GACC: http://cleancookstoves.org/). Pretendía aunar esfuerzos públicos y privados para constituir, a nivel mundial, un sector potente del cocinado limpio, que permitiera que para el 2020, 100 millones de hogares dispusieran de cocinas limpias nuevas, encaminando a que se extendiera a todo el mundo.

Se trataba de un “acelerador de la industria del impacto” (“impact industry accelerator”), catalizador de todo el sector. Sigue la lógica de otros pasos que ha dado el mundo del desarrollo para estimular que las empresas contribuyan a los desafíos sociales. No solo invertir en empresas privadas, sino también en el desarrollo de infraestructuras, sistemas de información, políticas e instituciones, el marco en el que operan las empresas. Eso es la “industria del impacto”.

La GACC trabaja para mejorar los estándares de cocinas y combustibles, promover inversiones en empresas suministradoras e informar y sensibilizar a los usuarios sobre sus beneficios. Trabaja con gobiernos locales, empresas y ONG.

Energía sin Fronteras también hemos trabajado con la GACC[3].

El año pasado, el William Davidson Institute de la Universidad de Michigan y la GACC hicieron un estudio sobre las lecciones aprendidas por la Alianza. El resultado lo recoge el artículo Accelerating an Impact Industry: Lessons from Clean Cookstoves”, publicado por la Stanford Social Innovation Review. (https://ssir.org/articles/entry/accelerating_an_impact_industry_lessons_from_the_clean_cookstove_industry). He visto un extracto del mismo en Next Billion: “How to Build an Impact Industry: Four Strategies from the Global Alliance for Clean Cookstoves[4] (https://nextbillion.net/accelerating-impact-global-alliance-clean-cookstoves/).

El estudio recopiló resultados de la Alianza en varios países. Se entrevistaron con personal de la Alianza y de otras organizaciones colaboradoras. Recogió lo que ha hecho la GACC, pero también lo que la Alianza y otras organizaciones no han hecho todavía. Como consecuencia, ha identificado cuatro etapas necesarias para acelerar el sector, que la Alianza ha implementado, casi siempre en paralelo, no de manera secuencial:

1-Acelerar las inversiones. Para movilizar recursos, la GACC:

-Elaboró una propuesta valiosa que permitió que diversas partes interesadas vieran cómo alcanzar sus objetivos respectivos.

-Desarrolló una plataforma de implementación en la que los interesados pueden invertir.

-Moviliza apoyos financieros y no financieros.

2-Acelerar la acción colectiva:

-Visión y objetivos comunes para el sector, planificando de modo colaborativo.

-Investigación para demostrar el valor social de la propuesta.

-Garantiza calidad y consistencia: estándares, pruebas y certificaciones.

3-Acelerar los beneficios:

-Propone políticas y marcos regulatorios que favorezcan un entorno propicio.

-Reduce los costes de producción, colaborando con instituciones que dan subvenciones y haciendo acuerdos de compra institucionales.

-Estimula la demanda, promoviendo cambios de comportamiento y haciendo campañas de sensibilización.

4-Acelerar el impacto:

-Estimula la innovación. Consigue subvenciones que apoyan la investigación.

-Facilita el acceso al capital para que empresas con potencial puedan crecer.

-Comparte las lecciones aprendidas: las empresas pueden tener más éxito.

CC BY-NC-SA


[1] De hecho, la meta 7.1 (acceso a la energía) del ODS 7 (energía) tiene dos indicadores: uno relativo a la electricidad; el otro, a los combustibles y tecnologías limpios como fuente primaria.

[2] https://amigosesf.wordpress.com/2017/12/29/soluciones-al-problema-de-cocinar-limpio/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/11/16/el-mercado-de-las-cocinas-limpias/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/08/04/como-salvar-el-planeta-con-cocinas-mejores/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/04/12/erradicar-la-contaminacion-en-los-hogares-debida-al-cocinado/, https://amigosesf.wordpress.com/2016/08/22/cocinas-limpias-se-requiere-un-mercado-global/

[3] Estudio “Cocinas mejoradas Guatemala”: https://energiasinfronteras.org/proyectos/estudios/nuestros-estudios/141-cocinas-mejoradas-guatemala

[4] En el marco del Global Engagement Forum: Live (https://www.pyxeraglobal.org/2018-pyxera-global-engagement-forum-live/)

Empresas sociales en energía fuera de red

Acumen-boys-studying-1_25292258585_o

Imagen: Acumen

Sabemos que en el mundo hay unos 1.100 millones de personas que todavía no tienen acceso a la electricidad[1]. Lograrlo requiere recurrir a muchas soluciones.

En esta entrada nos referimos a las actuaciones de una serie de empresas sociales en África oriental, la India y Pakistán. La organización Acumen  les proporciona financiación, en forma de capital-semilla.

En el blog de Acumen hay una entrada que expone sus actividades: What does energy have to do with poverty? Everything Explica cómo cambia la vida de las personas gracias al acceso a la energía.

Y Next Billion ha publicado un artículo de Kat Harrison, directivo de Acumen, titulado: What we’re learning: Every Step of the Energy Ladder. En él se refiere a cómo miden el impacto de sus actuaciones.

Por José Luis Trimiño                                                                 2 de febrero de 2018 Sigue leyendo

Soluciones al problema de cocinar limpio

Inyenyeri-cocina

Imagen: Inyenyeri

En este blog ya hemos publicado varias entradas dedicadas al problema del suministro de energía para cocinar y hacerlo de manera limpia. Es una de las líneas de trabajo de Energía sin Fronteras -y de otras de las organizaciones que, como nosotros, forman parte de la Mesa de Acceso Universal a la Energía.

Hoy traigo a colación de nuevo el tema, a propósito de un artículo publicado en Devex: Can these ‘stovers’ finally crack the clean cooking problem?”, cuya autora es Catherine Cheney.

Presenta diversas opiniones, recoge dificultades para la extensión de las cocinas mejoradas, presenta el dilema del combustible (¿biomasa o GPL?) y, sobre todo, aborda la cuestión de la comercialización y los modelos de negocio.

Por José Luis Trimiño                                                             29 de diciembre de 2017 Sigue leyendo

El mercado de las cocinas limpias

El mercado de las cocinas limpias-Care2NN-FJC

Image: Care2NN – FJC

La energía es necesaria tanto en forma de electricidad como para calor / cocinado. En muchos lugares, el cocinado y producción de calor se hace de manera poco eficiente, saludable y sostenible, p.ej. cocinando con leña recogida en lugares donde escasea y quemándola de forma ineficiente e insalubre en hogares que producen muchos humos. Se habla de -y se practica- las “cocinas limpias”. Energía sin Fronteras las promociona y utiliza. Pero, ¿es suficiente?

Clean cookstove market needs ‘wholesale reappraisal”, publicado por Sophie Edwards en Devex, trata de ello. Se basa en manifestaciones de Rachel Kyte, Directora Ejecutiva de la iniciativa Sustainable Energy for All (SE4All) y en el informe “Energizing Finance”, de SE4All, publicado recientemente.

El informe concluye que, en los países donde es más acusado el problema de acceso a la energía, el volumen de financiación que se dirige a las cocinas limpias está muy lejos de lo que se necesita. En general, en esos países el volumen de financiación orientado al acceso universal a la energía está muy por debajo de lo requerido; pero el problema es más acusado en la financiación orientada a las cocinas limpias.

Por José Luis Trimiño                                                                16 de noviembre 2017 Sigue leyendo

Cómo salvar el planeta con cocinas mejores

biomasa y desarrollo0001Alrededor de 3.000 millones de personas utilizan biomasa tradicional (leña, carbón vegetal) como fuente de energía primaria para calor y cocinado. La utilización de estos combustibles en aparatos (cocinas, fuegos) inapropiados emite contaminantes dañinos para la salud humana, el medio ambiente y el cambio climático. Por eso, Energía sin Fronteras promueve las cocinas mejoradas (“improved cookstoves”) en sus proyectos; y en 2012 publicamos la Guía de Sensibilización “Biomasa y desarrollo.

Las cocinas mejoradas son buenas en todos los sentidos: reducen las emisiones de contaminantes, el uso de leña y la degradación forestal. Pero su penetración es lenta.

El artículo New finance for old (technology) problems? Saving the planet with better cook stoves, de Lauren Masatsugu y Subhrendu K. Pattanayak, publicado en Brookings, trata de ello.

Por José Luis Trimiño                                                                  4 de agosto de 2017

Sigue leyendo