Archivo de la etiqueta: Cooperación al desarrollo

¿Mentimos sobre la ayuda al desarrollo?

En Energía sin Fronteras trabajamos en la cooperación al desarrollo y creemos en ella. Pero queremos mejorar y estamos atentos a las críticas, tanto a las puntuales como a las sistémicas.

Por eso traigo hoy aquí el libro Why we lie about aid?, de Pablo Yanguas[1], que trata de las batallas políticas que hay detrás de la ayuda al desarrollo.

Yanguas sostiene que son falsas dos premisas que cree la mayoría de la gente: 1) Que la ayuda al desarrollo es una cuestión de beneficencia y solidaridad, 2) Que el desarrollo depende de parámetros técnicos. Y que eso hace que el sistema sea disfuncional, confundiendo resultados a corto plazo con los cambios a largo plazo.

Afirma que la ayuda al desarrollo no debería centrarse en los volúmenes de fondos desembolsados y que los proyectos no deberían asirse a conceptos poco precisos, como “rendición de cuentas” o ·empoderamiento”. Defiende otro enfoque: que la ayuda al desarrollo requiere pelearse, tomar partido, es cuestión de políticas. Los profesionales del desarrollo innovadores lo aplican, dando cobertura política a los agentes reformadores locales para que los cambios necesarios tengan oportunidad de salir adelante.

Comparto muchos de esos argumentos. Pienso que el cambio y el desarrollo son procesos esencialmente internos. Y, por tanto, es esencial facilitarlos.

Por José Luis Trimiño                                                                    12 de mayo de 2019


Tom Kirk, del Centre for Public Authority in International Development de la London School of Economics, se refirió a este libro en una entrada publicada en el blog de Oxfam.

Apoyándose en citas breves, anécdotas con garra y estudios de caso serios, desarrolla un razonamiento según el cual los argumentarios habituales sobre la cooperación al desarrollo y los proyectos suelen ser reduccionistas e incluso nocivos. Se centran en cuánto gastar, como si fuera una competición deportiva, y obligan a los profesionales a focalizarse en lo que puede medirse. Yanguas considera que ello deja pasar oportunidades de que se produzcan cambios positivos en los países receptores y rinde un flaco servicio a los reformistas de allí.

Los primeros capítulos del libro son: 1) La teatralidad de los debates sobre la ayuda al desarrollo, 2) La banalidad de la certeza y 3) Las feas políticas del cambio.

En ellos, sitúa las intervenciones y las organizaciones de cooperación al desarrollo en la política de sus países donantes respectivos. Estima que la cooperación no tiene un paquete permanente de votantes fuera de quienes trabajan en el sector y de unos pocos idealistas comprometidos. Eso facilita el que los políticos lo utilicen fácilmente bien para mostrarse como humanitarios y solidarios, aumentando los presupuestos de cooperación, bien como rigurosos partidarios de la disciplina fiscal, reduciéndolos e imponiendo procedimientos y requisitos rigurosos de auditorías.

Pablo Yanguas piensa que:

-Esto último ha constituido el motor que ha llevado a las exigencias de “resultados” y de “calidad-precio”.

-La necesidad de cuantificar el impacto de los proyectos empuja a los profesionales del desarrollo a conseguir resultados rápidos, técnicos y fáciles.

-Ello reduce las posibilidades de discutir abiertamente los obstáculos al desarrollo y de aprender lecciones.

-Eso hace que las evaluaciones se centren en los resultados cuantificables, en vez de en los efectos sociales y políticos de amplio alcance.

Los siguientes capítulos (4: “La influencia de los donantes tiene límites” y 5: “Paradojas de la diplomacia del desarrollo”) son estudios de caso de programas de apoyo a organismos anti-corrupción en Sierra Leona y Liberia. Kirk considera que son los más convincentes.

En Sierra Leona, el libro analiza el programa de cooperación a largo plazo entre el DFID -la cooperación británica- y la Comisión Anti-corrupción de Sierra Leona. Expone cómo el compromiso de rebajar la importancia de algunos datos explosivos y el que el programa estuviera situado fuera de las estructuras generales de rendición de cuentas de la Administración fueron cambiando poco a poco lo que los ciudadanos esperaban de las élites políticas.

En Liberia, un grupo -cada vez más numeroso- de donantes financiaba y supervisaba un programa de apoyo a la Comisión Nacional General de Auditoría. El libro muestra cómo los donantes, muchas veces sin quererlo, se vieron envueltos en los conflictos políticos del país.

Yanguas hace así ver cómo unas personas clave llevaron las reformas con el apoyo de algunos donantes, a veces con riesgos, y cómo el conjunto de estas actuaciones tuvo efectos amplios -la mayoría, imposibles de medir- y ramificaciones políticas. Prueba que la ayuda al desarrollo tiene un efecto importante en los actores locales; a unos los legitima; a otros, los deslegitima.

Los últimos capítulos son “La batalla de pensar políticamente” y “Entender las liosas políticas del cambio”. En ellos, analiza las discusiones entre organismos donantes y ONG de desarrollo sobre “pensar y trabajar políticamente”[2]. Pasa revista a movimientos “da abajo arriba”, como “Problem-Driven Iterative Adaptation”[3] (PDIA) y “Doing Development Differently[4]” (DDD), que cuestionan cómo se entiende y practica la cooperación al desarrollo y que cada vez se toman más en serio. Organismos como el DFID o el Banco Mundial han financiado enfoques del desarrollo más orientados a las políticas. Por otro lado, el autor considera que algunas investigaciones de académicos del desarrollo muy renombrados, como Daron Acemoglu y Tania Li, tienen muy poca aplicación práctica en los procesos de reforma en los países en desarrollo.

En la conclusión, Yanguas hace un llamamiento a reinterpretar la ayuda al desarrollo como unas “políticas de desarrollo disputables y disputadas”, que permiten perturbar a las élites interesadas en que cada cambie. En la mayor parte de los países en desarrollo hacen falta, a la vez, más estado y más mercado.

En su reseña, Kirk considera que Yanguas está en lo cierto: para que la cooperación al desarrollo tenga un futuro, ha de contribuir a cambios transformadores y los profesionales del desarrollo tenemos que articular nuestros argumentos alrededor de eso. Además, medir los impactos y los éxitos o fracasos de las políticas de cambio y de desarrollo requiere plazos más largos que los típicos de cinco años de los programas de cooperación. Y todo ello precisa mecanismos nuevos de evaluar los impactos buscados y los accidentales.

CC BY-NC-SA


[1] Investigador en el Effective States and Inclusive Development Research Centre (ESID) de la Universidad de Manchester.

[2] Sobre “Thinking and working politically” hemos hablado en algunas entradas de este blog: https://amigosesf.wordpress.com/2019/01/21/implicacion-local-en-la-ayuda-al-desarrollo/, https://amigosesf.wordpress.com/2018/12/11/como-conseguir-que-funcione-la-gestion-adaptable/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/10/20/las-ong-se-van-apuntando-al-cambio/

[3] Ver entrada https://amigosesf.wordpress.com/2018/12/11/como-conseguir-que-funcione-la-gestion-adaptable/

[4]Ver: https://amigosesf.wordpress.com/2018/07/27/9-tendencias-del-desarrollo-lo-que-implican-para-los-profesionales/, https://amigosesf.wordpress.com/2018/02/07/cambios-en-el-modo-de-actuar-de-las-ong/

Anuncios

Nadie dijo que fuera fácil

ONGAWA, miembro, como Energía sin Fronteras, de la Mesa de Acceso Universal a la Energía, publicó hace unos meses un informe que creo vale la pena conocer: “Nadie dijo que fuera fácil: un relato sobre cómo las ONG implicamos a la ciudadanía.

El informe considera las acciones de las ONG en comunicación y en educación para el desarrollo. Analiza retos y preocupaciones e identifica claves para contribuir a construir la ciudadanía global y al cambio social. Presenta un cuadro colectivo -a la vez optimista y cuestionador- sobre cómo las ONGD implicamos a los ciudadanos y nuestras estrategias de comunicación.

Por José Luis Trimiño                                                                    17 de abril de 2019 Sigue leyendo

¿Qué está cambiando en el mundo del desarrollo?

Imagen: Erik De Castro (Reuters)

Como en toda organización que pretende seguir viva, en la Fundación Energía sin Fronteras intentamos adaptarnos a los cambios en el entorno. Empezando por detectarlos.

En esta línea traigo hoy el informe “Global development disrupted: Findings from a survey of 93 leaders, realizado para Brookings por George Ingram y Kristin M. Lord. Recoge las opiniones de 93 líderes[1] de organizaciones ligadas al desarrollo, en gobiernos, ONG, empresas (varias de ellas, ejecutoras de proyectos), fundaciones y organismos multilaterales. Se les pregunta qué cambios ven en el desarrollo a nivel mundial, que prevén que ocurrirá -a corto y medio plazo- y cómo se está adaptando su organización.

Por José Luis Trimiño                                                                      6 de abril de 2019 Sigue leyendo

¿Qué salió mal?

Kibera - aseos Peter DiCampo

Kibera – Foto: Peter Di Campo

Personas y organizaciones intentamos hacer las cosas bien. Pero, a veces, no salen como esperábamos. En la Fundación Energía sin Fronteras también nos ocurre, claro. Procuramos extraer las lecciones aprendidas para mejorar en adelante. Y aprender de las experiencias de los demás.

La organización Devex ha puesto en marcha un proyecto de comunicación titulado What Went Wrong?. Examina, con visión crítica, acciones de cooperación al desarrollo que han fracasado y están inacabadas, atascadas, averiadas o son insuficientes, imposibles de utilizar o no deseadas por diversas razones. Han empezado a publicarlas recientemente: What Went Wrong? Perspectives of Failed Aid”.

Por José Luis Trimiño                                                                     9 de marzo de 2019 Sigue leyendo

Desarrollo: ¿de qué se habla?

The Wider Image: Pakistan debates how to fill education gaps

Escuela en Pakistán – Foto: Caren Firouz (Reuters) 

A finales de año es frecuente pararse a pensar en cosas cómo “¿Qué es lo más importante que ha ocurrido este año en el campo donde trabajamos?”, ¿Qué es lo más relevante que hemos hecho, en particular en esas cuestiones?” “¿Qué se avecina para el año próximo?”

Brookings es un centro de investigación bien conocido. Su sección de “Global Development” ha hecho este ejercicio, publicando en su blog la entrada: International development in 2018 – What we learned in Brookings Global. Sus autores son David Batchek y Molli Ferrarello.

Por José Luis Trimiño                                                                    26 de enero de 2019 Sigue leyendo

Voluntarios en el terreno: tópicos

Who wants to be a volunteer

Imagen: SAIH (Noruega)

En Energía sin Fronteras casi todo el trabajo se hace por voluntarios; tanto en la sede como en el terreno. Allí nos aseguramos de tener una organización de contraparte local, que es quien conoce mejor y está en contacto regular con los grupos y comunidades beneficiarios. Durante la preparación y la ejecución de proyectos sí que van al terreno algunos voluntarios responsables del proyecto para tareas concretas.

Lo que no hacemos es enviar al terreno a voluntarios sin tareas específicas, solamente con fines de conocimiento y sensibilización.

Hay organizaciones que sí lo hacen. A estos voluntarios es a los que se refiere el artículo “Ni eres un salvador, ni un aventurero: los tópicos del voluntariado”, de Patricia Peiró, aparecido hace poco en El País-Planeta Futuro.

Da recomendaciones sobre cómo plantearse -y, sobre todo, cómo no- una experiencia de este tipo en el terreno con una ONG.

Por José Luis Trimiño                                                                   30 de agosto de 2018 Sigue leyendo

Energía limpia para África

IDS-Green growth-Solar_panel_Kenya_00175201_503

Imagen: IDS

Energía sin Fronteras trabaja, sobre todo, en África Sub-sahariana y en América Latina; en los sectores energía y agua-saneamiento; y, esencialmente, en zonas rurales aisladas y desfavorecidas, facilitando el acceso a los servicios de energía, agua y saneamiento. Y procuramos hacerlo con energías limpias. Nos encontramos con muchas dificultades y desafíos, naturalmente.

En esta entrada voy a referirme al documentoClean Power for Africa: Overcoming the Main Constraints, publicado hace unos meses por el Institute of Development Studies.

Consta de varios artículos. Subraya los grandes desafíos que supone electrificar África con energías limpias. Muestra la necesidad -y los beneficios- de seguir un enfoque multidisciplinar, englobando los puntos de vista técnicos, económicos y políticos en el diseño y ejecución de las intervenciones.

Algunos de los artículos se centran en determinados países; en particular, Kenia y Ghana; también Suráfrica y Tanzania.

Por José Luis Trimiño                                                                   24 de agosto de 2018 Sigue leyendo