Archivo de la etiqueta: Desarrollo

Desarrollo: ¿de qué se habla?

The Wider Image: Pakistan debates how to fill education gaps

Escuela en Pakistán – Foto: Caren Firouz (Reuters) 

A finales de año es frecuente pararse a pensar en cosas cómo “¿Qué es lo más importante que ha ocurrido este año en el campo donde trabajamos?”, ¿Qué es lo más relevante que hemos hecho, en particular en esas cuestiones?” “¿Qué se avecina para el año próximo?”

Brookings es un centro de investigación bien conocido. Su sección de “Global Development” ha hecho este ejercicio, publicando en su blog la entrada: International development in 2018 – What we learned in Brookings Global. Sus autores son David Batchek y Molli Ferrarello.

Por José Luis Trimiño                                                                    26 de enero de 2019 Sigue leyendo

Anuncios

Los ODS y la medida de la felicidad

ODS y Felicidad

Imagen: El Buen Vivir

Somos muchos los que trabajamos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero, ¿garantizarán los ODS unas sociedades más felices?

Esa es la pregunta que se ha hecho Leire Iriarte[1]. Para responderla, ha escrito, junto con Laura Musikansky, “Bridging the gap between the Sustainable Development Goals and Happiness metrics” y, a partir de ello “Tendiendo puentes entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las Métricas de Felicidad.

El ensayo ha considerado diversos sistemas de medida del bienestar o de la felicidad y estudiado los dominios e indicadores que utilizan. Sobre esta base, las autoras han elaborado un “Índice Agregado de la Felicidad (IAF)”, con 12 dominios y 31 indicadores. El estudio lo compara con los ODS e identifica aspectos relevantes para la felicidad que los ODS no consideran. A partir de ello formula unos “Objetivos de Desarrollo Sostenible para la Felicidad”.

Veo este estudio en el marco de las reflexiones sobre cómo medir el desarrollo y el bienestar, más allá de las mediciones económicas tradicionales. Tiene un enfoque conceptual muy sólido y una visión global. Se trata de no limitarse a “qué hacemos” sino considerar “para qué lo hacemos”. Por eso mismo, en Energía sin Fronteras intentamos dar agua -y saneamiento- y energía en mejores condiciones a quienes lo necesitan, con el fin de que puedan tener una vida mejor. ¿Cómo saber si luego tienen una vida mejor?

Por José Luis Trimiño                                                                   2 de enero de 2019 Sigue leyendo

El sector privado en el desarrollo – Voces críticas

Pacto Mundial

Imagen: Pacto Mundial

Soy partidario de la participación del sector privado en el desarrollo -y de las actuaciones de cooperación al desarrollo en el sector privado-, porque pienso que es bueno que todos los actores estén implicados y creo que el desarrollo se produce tanto en el ámbito público como en el privado. Eso incluye, desde luego, las “Alianzas Público-Privadas para el Desarrollo” (APPD).

Pero hay visiones críticas al respecto. Esas son las que traigo hoy aquí a este blog. Dejando de lado algunas proclamas y titulares simplificadores, las posturas que recojo me parece que tienen fundamento, aunque no esté de acuerdo con algunas de sus recomendaciones.

Proceden, fundamentalmente, de algunas ONG grandes y agrupaciones de ONG que hacen campañas de sensibilización e influencia al respecto. Fundamentalmente, de Eurodad. Pero también del Tribunal de Cuentas Europeo.

Conviene señalar que la mayoría de estos artículos se refieren a las Alianzas Público-Privadas “en general” (APP=PPP), no específicamente a las Alianzas Público-Privadas para el Desarrollo” (APPD).

Los argumentos más habituales de estas voces críticas son:

-La participación del sector privado en las actividades de cooperación al desarrollo empuja a tomar más en cuenta los intereses privados que los generales.

-Las APP suelen llevar el agua al molino de los intereses de las empresas.

-Potenciar el desarrollo del sector privado en los países en desarrollo favorece a los más ricos y poderosos de esos países.

-La financiación mixta (“blended finance”: mezcla de créditos y de subvenciones a fondo perdido) lo que hace es reducir el riesgo de quienes dan créditos -quienes tienen dinero- a costa de recursos de todos, públicos.

Por José Luis Trimiño                                                           26 de diciembre de 2018 Sigue leyendo

¿Cómo conseguir que funcione la gestión adaptable?

iterative process
Proceso iterativo. Imagen: Abt

El concepto y término de “adaptive management” se utiliza cada vez más en cuestiones de dirección y de gestión, tanto de organizaciones como de recursos naturales. También en el sector de la cooperación al desarrollo, donde trabajamos en Energía sin Fronteras.

El blog de Oxfam ha recogido un artículo titulado “What makes Adaptive Management actually work in practice?”, cuyo autor es Graham Teskey. publicado primero en “Governance Soapbox”.

Por José Luis Trimiño                                                           11 de diciembre de 2018

En este artículo, Teskey empieza por señalar que en el mundo del desarrollo y la cooperación se emplean diferentes términos para cuestiones muy parecidas: “Adaptive Management”, “Thinking and Working Politically (TWP)”[1], “Politically Informed Programming”, “Problem-Driven Iterative Adaptation”, “Doing Development Differently”[2] Y que, en esencia, implican cuatro cosas:

-En la etapa de selección / identificación [del proyecto o actuación] ser más reflexivo y analítico: ¿es técnicamente adecuado?, ¿es factible políticamente?

-Seguir teorías rigurosas respecto al cambio (cómo determinar que se produce un cambio) y respecto a las actuaciones (cómo y por qué las acciones que proponemos marcarán una diferencia).

-Nuestra capacidad de trabajar de modo flexible (respondiendo a contextos y prioridades cambiantes) y adaptando la implementación según avanzamos.

-Nuestra disposición y capacidad para intervenir junto con -y apoyarles- grupos que propugnan reformas en busca de un bien colectivo.

El artículo se centra en la tercera característica: trabajar de modo flexible.

Según Teskey, el TWP pone el acento en la capacidad de reacción y la adaptación y lo más difícil es la adaptación, definida como “la capacidad de cambiar el rumbo a medida que avanza la implementación”. ¿Por qué es difícil? Respuestas habituales: “hay que atenerse al marco del proyecto” (o al plan, o al presupuesto), “nosotros lo hacemos así”, “eso es lo que quiere el financiador”, “hay que cumplir la meta de gasto”, etc. Las considera demasiado simples, formalistas y equivocadas.

Teskey dice que, al tratar cuestiones de cambios en las organizaciones, reforma de las administraciones públicas o desarrollo de capacidades, es habitual, desde hace unos veinte años, el estructurar el análisis en tres niveles:

-Individual: las personas tienen que ser formadas, con herramientas adecuadas.

-De la organización: tiene que haber sistemas, estructuras y procedimientos.

-Institucional: incentivar una cultura de resultados y rendimiento.

Hemos aprendido que son tres cosas distintas y que se precisan cambios institucionales para que las competencias de los individuos se traduzcan en la capacidad de la organización.

Según Teskey hay incentivos para desarrollar el TWP: algunos financiadores dicen estar a favor y, desde luego, la mayoría de los socios locales lo quieren. Sitúa las limitaciones en los niveles de la organización e individual, argumentando que, en la ejecución de los proyectos, la adaptación requiere actuar simultáneamente en cuatro funciones:

-Implementación. El día a día. ¿Cómo van avanzando las actividades?

-Monitorización. Comprobar, de modo sistemático y frecuente, el avance hacia los resultados (¿de acuerdo con el plan, con el presupuesto y, sobre todo, para lograr los resultados y, posiblemente, los efectos?).

-Aprender. Cuestionarse internamente los progresos. ¿Qué estamos aprendiendo acerca de que los insumos y las actividades se traduzcan en resultados y efectos? ¿Qué funciona y qué no?

-Adaptarse. Revisar el plan de ejecución, añadir actividades no previstas, dejar de lado otras, cambiar la distribución de insumos y recursos: ¿cómo estamos cambiando el plan?

Aprender según avanzamos y adaptarse en tiempo real requiere ejecutar, tomar datos, reflexionar y cambiar; al mismo tiempo, no secuencialmente. Y eso se topa con barreras a nivel:

-De la organización. Teskey critica el que en el mundo de la cooperación al desarrollo se hable de “Monitoreo y Evaluación (M&E)”, casi en una sola palabra, como si fueran la misma tarea. Y que eso se traduce en que: a) la tarea de M&E se traslade a unidades diferentes de las operativas, argumentando independencia y especialización y b) que estas unidades tiendan a evaluar “ex-post”, no en tiempo real.

-A nivel individual. Es difícil imaginar que el personal de operaciones tenga los conocimientos y competencias -¡y tiempo!- para tomar esas cuatro funciones.

El artículo aconseja encomendar las tareas de monitoreo y de aprendizaje a los mismos equipos operativos, dándoles más recursos en términos de conocimientos y competencias, poniendo énfasis en ejercicios internos de revisión y reflexión y clarificando la responsabilidad que se les delega para adaptarse y para negociar.

Y termina con una reflexión coherente con lo anterior: “¿O, tal vez, esta recomendación también es demasiado simple y está equivocada?

CC BY-NC-SA
[1] Ver: https://twpcommunity.org/wp-content/uploads/2018/04/Thinking-and-working-politically-reviewing-the-evidence.pdf o https://www.odi.org/publications/11115-thinking-and-working-politically-reviewing-evidence-integration-politics-development-practice-over
[2] Ver, p.ej., dos entradas en este blog: “Las ONG se van apuntando al cambio” (https://amigosesf.wordpress.com/2017/10/20/las-ong-se-van-apuntando-al-cambio/) y “Cambios en el modo de actuar de las ONG”

Los Días Europeos del Desarrollo 2018: Mujeres y alianzas

shutterstock_789200809_small

Imagen: Quick Shot / Shutterstock

Los “Días Europeos del Desarrollo” de este año se han centrado en las mujeres. Su lema era: “Mujeres y niñas en primera línea del desarrollo sostenible: proteger, empoderar e invertir”.

El informe que EurActiv ha hecho del evento (“El Davos del desarrollo”) destaca el rol de las alianzas y, en particular, la necesidad de incluir al sector privado..

Por José Luis Trimiño                                                                 27 de octubre de 2018 Sigue leyendo

Sector privado y desarrollo

Rev Esp Des CoopYa hemos traído aquí en otras ocasiones artículos y publicaciones del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (Itd) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Tanto el Itd UPM como Energía sin Fronteras somos miembros de la Mesa de Acceso Universal a la Energía (MAUE).

La Revista Española de Desarrollo y Cooperación publicó hace unos meses un monográfico, el nº 40, dedicado al “Sector privado y desarrollo” y coordinado por el Itd UPM. Es un tema al que Energía sin Fronteras también presta mucho interés; siendo una ONG de desarrollo en cuyo patronato se sientan bastantes empresas, estamos bien situados para entender y facilitar las colaboraciones y alianzas entre diversos actores -ONG, entidades públicas y empresas- en la cooperación al desarrollo.

Por José Luis Trimiño                                                                       12 de julio de 2018 Sigue leyendo

Tendencias y retos del desarrollo

ODI - Chris de Bode - Panos

Foto: Chris de Bode, Panos (a través del ODI)

Uno de los temas que cubrimos en este blog son las tendencias generales de la cooperación al desarrollo en el mundo. Energía sin Fronteras somos una ONG de tamaño y capacidad de influencia limitados, pero el futuro lo construimos entre todos y pensamos que seremos más eficaces si somos conscientes de los cambios y tendencias que se producen y que se vaticinan en el sector.

En esta línea, hoy hago referencia al informe Global development trends and challenges: horizon 2025 revisited”, de Homi Kharas y Andrew Rogerson, publicada por el Overseas Development Institute (ODI). Los propios autores dieron cuenta de ello en un artículo que apareció en Brookings:Back to the future: 5 lenses on the future of global development.

Las tendencias más generales que los autores señalan son:

-La concentración de problemas en los países “frágiles”.

-Acabar con la pobreza extrema es factible.

-Los efectos de refugiados y migrantes.

-El rol de las empresas privadas.

-Los desafíos globales (e.g., el cambio climático) implican colaboración con los países de ingresos medios.

-El papel de China.

Por José Luis Trimiño                                                                9 de julio de 2018 Sigue leyendo