Archivo de la etiqueta: donantes

¿Mentimos sobre la ayuda al desarrollo?

En Energía sin Fronteras trabajamos en la cooperación al desarrollo y creemos en ella. Pero queremos mejorar y estamos atentos a las críticas, tanto a las puntuales como a las sistémicas.

Por eso traigo hoy aquí el libro Why we lie about aid?, de Pablo Yanguas[1], que trata de las batallas políticas que hay detrás de la ayuda al desarrollo.

Yanguas sostiene que son falsas dos premisas que cree la mayoría de la gente: 1) Que la ayuda al desarrollo es una cuestión de beneficencia y solidaridad, 2) Que el desarrollo depende de parámetros técnicos. Y que eso hace que el sistema sea disfuncional, confundiendo resultados a corto plazo con los cambios a largo plazo.

Afirma que la ayuda al desarrollo no debería centrarse en los volúmenes de fondos desembolsados y que los proyectos no deberían asirse a conceptos poco precisos, como “rendición de cuentas” o ·empoderamiento”. Defiende otro enfoque: que la ayuda al desarrollo requiere pelearse, tomar partido, es cuestión de políticas. Los profesionales del desarrollo innovadores lo aplican, dando cobertura política a los agentes reformadores locales para que los cambios necesarios tengan oportunidad de salir adelante.

Comparto muchos de esos argumentos. Pienso que el cambio y el desarrollo son procesos esencialmente internos. Y, por tanto, es esencial facilitarlos.

Por José Luis Trimiño                                                                    12 de mayo de 2019


Tom Kirk, del Centre for Public Authority in International Development de la London School of Economics, se refirió a este libro en una entrada publicada en el blog de Oxfam.

Apoyándose en citas breves, anécdotas con garra y estudios de caso serios, desarrolla un razonamiento según el cual los argumentarios habituales sobre la cooperación al desarrollo y los proyectos suelen ser reduccionistas e incluso nocivos. Se centran en cuánto gastar, como si fuera una competición deportiva, y obligan a los profesionales a focalizarse en lo que puede medirse. Yanguas considera que ello deja pasar oportunidades de que se produzcan cambios positivos en los países receptores y rinde un flaco servicio a los reformistas de allí.

Los primeros capítulos del libro son: 1) La teatralidad de los debates sobre la ayuda al desarrollo, 2) La banalidad de la certeza y 3) Las feas políticas del cambio.

En ellos, sitúa las intervenciones y las organizaciones de cooperación al desarrollo en la política de sus países donantes respectivos. Estima que la cooperación no tiene un paquete permanente de votantes fuera de quienes trabajan en el sector y de unos pocos idealistas comprometidos. Eso facilita el que los políticos lo utilicen fácilmente bien para mostrarse como humanitarios y solidarios, aumentando los presupuestos de cooperación, bien como rigurosos partidarios de la disciplina fiscal, reduciéndolos e imponiendo procedimientos y requisitos rigurosos de auditorías.

Pablo Yanguas piensa que:

-Esto último ha constituido el motor que ha llevado a las exigencias de “resultados” y de “calidad-precio”.

-La necesidad de cuantificar el impacto de los proyectos empuja a los profesionales del desarrollo a conseguir resultados rápidos, técnicos y fáciles.

-Ello reduce las posibilidades de discutir abiertamente los obstáculos al desarrollo y de aprender lecciones.

-Eso hace que las evaluaciones se centren en los resultados cuantificables, en vez de en los efectos sociales y políticos de amplio alcance.

Los siguientes capítulos (4: “La influencia de los donantes tiene límites” y 5: “Paradojas de la diplomacia del desarrollo”) son estudios de caso de programas de apoyo a organismos anti-corrupción en Sierra Leona y Liberia. Kirk considera que son los más convincentes.

En Sierra Leona, el libro analiza el programa de cooperación a largo plazo entre el DFID -la cooperación británica- y la Comisión Anti-corrupción de Sierra Leona. Expone cómo el compromiso de rebajar la importancia de algunos datos explosivos y el que el programa estuviera situado fuera de las estructuras generales de rendición de cuentas de la Administración fueron cambiando poco a poco lo que los ciudadanos esperaban de las élites políticas.

En Liberia, un grupo -cada vez más numeroso- de donantes financiaba y supervisaba un programa de apoyo a la Comisión Nacional General de Auditoría. El libro muestra cómo los donantes, muchas veces sin quererlo, se vieron envueltos en los conflictos políticos del país.

Yanguas hace así ver cómo unas personas clave llevaron las reformas con el apoyo de algunos donantes, a veces con riesgos, y cómo el conjunto de estas actuaciones tuvo efectos amplios -la mayoría, imposibles de medir- y ramificaciones políticas. Prueba que la ayuda al desarrollo tiene un efecto importante en los actores locales; a unos los legitima; a otros, los deslegitima.

Los últimos capítulos son “La batalla de pensar políticamente” y “Entender las liosas políticas del cambio”. En ellos, analiza las discusiones entre organismos donantes y ONG de desarrollo sobre “pensar y trabajar políticamente”[2]. Pasa revista a movimientos “da abajo arriba”, como “Problem-Driven Iterative Adaptation”[3] (PDIA) y “Doing Development Differently[4]” (DDD), que cuestionan cómo se entiende y practica la cooperación al desarrollo y que cada vez se toman más en serio. Organismos como el DFID o el Banco Mundial han financiado enfoques del desarrollo más orientados a las políticas. Por otro lado, el autor considera que algunas investigaciones de académicos del desarrollo muy renombrados, como Daron Acemoglu y Tania Li, tienen muy poca aplicación práctica en los procesos de reforma en los países en desarrollo.

En la conclusión, Yanguas hace un llamamiento a reinterpretar la ayuda al desarrollo como unas “políticas de desarrollo disputables y disputadas”, que permiten perturbar a las élites interesadas en que cada cambie. En la mayor parte de los países en desarrollo hacen falta, a la vez, más estado y más mercado.

En su reseña, Kirk considera que Yanguas está en lo cierto: para que la cooperación al desarrollo tenga un futuro, ha de contribuir a cambios transformadores y los profesionales del desarrollo tenemos que articular nuestros argumentos alrededor de eso. Además, medir los impactos y los éxitos o fracasos de las políticas de cambio y de desarrollo requiere plazos más largos que los típicos de cinco años de los programas de cooperación. Y todo ello precisa mecanismos nuevos de evaluar los impactos buscados y los accidentales.

CC BY-NC-SA


[1] Investigador en el Effective States and Inclusive Development Research Centre (ESID) de la Universidad de Manchester.

[2] Sobre “Thinking and working politically” hemos hablado en algunas entradas de este blog: https://amigosesf.wordpress.com/2019/01/21/implicacion-local-en-la-ayuda-al-desarrollo/, https://amigosesf.wordpress.com/2018/12/11/como-conseguir-que-funcione-la-gestion-adaptable/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/10/20/las-ong-se-van-apuntando-al-cambio/

[3] Ver entrada https://amigosesf.wordpress.com/2018/12/11/como-conseguir-que-funcione-la-gestion-adaptable/

[4]Ver: https://amigosesf.wordpress.com/2018/07/27/9-tendencias-del-desarrollo-lo-que-implican-para-los-profesionales/, https://amigosesf.wordpress.com/2018/02/07/cambios-en-el-modo-de-actuar-de-las-ong/

Anuncios

Cambios en el modo de actuar de las ONG

INGODDD-cover

Imagen: Sean Sheridan

En este blog ya hemos hecho referencia al movimiento “Doing Development Differently” (DDD)[1]. Sus principios y prácticas están en línea con el enfoque del “adaptive management”. Se trata de evitar rigideces, adaptándose a los cambios de la realidad y el entorno.

Varias ONG internacionales participan en el movimiento. Recientemente se ha publicado “How International Non-Government Organisations are Doing Development Differently; recoge lo que cinco ONGi han aprendido en su trabajo en DDD. Se puede resumir en:

-Las organizaciones locales tienen que apropiarse del desarrollo.

-Hace falta adaptar la financiación y la rendición de cuentas.

-Hay que extender el enfoque DDD a los organismos de cooperación grandes.

“From Poverty to Power”, el blog de Oxfam, ha comentado el documento, en la entradaHow are INGOs Doing Development Differently? 5 of them have just taken a look, cuyo autor es Duncan Green.

Por José Luis Trimiño                                                                7 de febrero de 2018 Sigue leyendo

Reforzar la cadena de resultados

results information tiers

Niveles de información sobre resultados

He visto que la OCDE ha publicado (agosto 2017) un “policy paper” tituladoStrengthening the results chain: Synthesis of case studies of results-based management by providers.

En Energía sin Fronteras hacemos proyectos de desarrollo no para gastar el dinero, sino para obtener resultados. Así que me ha parecido interesante y me lo he leído. El documento encuentra seis desafíos a los que hacen frente los donantes cuando gestionan la cooperación centrándose en los resultados:

-Conectar los resultados [del proyecto] a los objetivos de desarrollo.

-Asegurarse de que los enfoques de gestión por resultados son adecuados para el fin que se persigue.

-Ser realista a la hora de atribuir y de sumar los resultados.

-Permitir y facilitar que el país beneficiario se apropie de la información sobre los resultados.

-Que los informes estén ligados a los resultados y a las actuaciones.

-Dedicar recursos a construir una cultura en la que se aprenda a pensar en los resultados.

Por José Luis Trimiño                                                          30 de octubre de 2017 Sigue leyendo

Crecen los donantes emergentes

Crecen donantes emergentes - AMISOM public info Flickr

Ayuda alimentaria de la Media Luna Roja de los Emiratos Árabes Unidos enAfgoye, Somalia (Imagen: AMISOM Public Information/Flickr)

En 1960, cuando se creó el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD/DAC) de la OCDE solamente 20 países preveían ayuda al desarrollo. En 2014 ya son 48 los países oficialmente donantes, los que comunican sus datos al CAD. Y eso no incluye a países como China, la India o Brasil, que no los comunican.

Mientras tanto, muchos se plantean si la ayuda oficial al desarrollo (AOD) sigue siendo relevante y cuál es su impacto. Hay quienes critican que la AOD supone dependencia y corrupción y piensan que es una idea estancada, falta de innovación.

Energía sin Fronteras somos una organización activa en la cooperación al desarrollo y seguimos las discusiones globales sobre el tema.

Un estudio reciente del Overseas Development Institute, “Why do countries become donors? Assessing the drivers and implications of donor proliferation, estudia los “donantes nuevos”. Llega a la conclusión de que, para un país, convertirse en donante significa enseñar músculo en la escena internacional y mostrar su poder económico y la capacidad administrativa de ayudar a los países más débiles.[1]

Por José Luis Trimiño                                                               14 de octubre de 2017 Sigue leyendo

El sistema de ayuda al desarrollo, ¿tiene que cambiar?

ODA-FDI-remittances_equityEl DAC (Development Assistance Committee) de la OCDE incluye a la mayoría de los donantes de ayuda al desarrollo y, desde luego, los más transparentes: 30 países miembros de la OCDE y las instituciones de la UE; el Banco Mundial, el PNUD y el FMI son observadores. Sus criterios y estadísticas son los más serios y fiables en cuanto a ayuda oficial al desarrollo.

Charlotte Petri-Gornizka es la presidenta del CAD desde octubre del año pasado. El blog de Oxfam ha publicado recientemente su artículo “How Does the Aid System need to Change? Reflections from the OECD’s new aid boss.

El artículo presenta las líneas principales de un plan de reforma del CAD recientemente aprobado:

-Prestar más atención al impacto en el desarrollo y a movilizar recursos.

-Establecer relaciones con un amplio abanico de actores.

-Mejorar la autoevaluación y la transparencia.

En Energía sin Fronteras compartimos estas ideas, basadas en el principio de trabajar juntos con otras organizaciones. Procuramos hacerlo.

Por José Luis Trimiño                                                                  28 de agosto de 2017 Sigue leyendo

Peculiaridades económicas de las ONG

Economía-social-Cómo-emprender-o-consolidar-una-ONG-t3

Imagen: Emprender fácil

Aunque estemos todos dentro del mismo marco, las ONG, las empresas privadas y el sector público tienen criterios y normas diferentes. Constatarlo puede resultar a veces chocante. Pero conviene ser consciente de ello. Y eso, a dos niveles. A nivel individual, cada uno tenemos unos patrones, en función de nuestras experiencias –lo más frecuente es que sean en el sector privado- que tendemos a aplicar automáticamente a las ONG y al sector público. Y a nivel colectivo, en Esf, como ONG que somos, tenemos los criterios y las normas de las ONG, pero nos relacionamos con empresas privadas y con entidades públicas, que tienen sus patrones respectivos.

Me lo ha puesto en evidencia un artículo de Clara Miller[1], publicado en NPQ y titulado The Looking-Glass World of Nonprofit Money: Managing in For-Profits’ Shadow Universe.

El artículo se basa en un cuestionario que presenta al lector siete afirmaciones –muy claras para las empresas, para el sector con ánimo de lucro-. Se trata de responder si en el mundo de las ONG son verdaderas o falsas. Luego viene una explicación detallada de Clara Miller. El cuestionario es:

1-“El consumidor compra el producto” (¿Verdadero o falso?).

2-“El precio cubre los costes y, acaba produciendo beneficios; si no es así, la entidad tendrá que cerrar” (¿Verdadero o falso?).

3-“El dinero en efectivo es líquido” (¿Verdadero o falso?).

4-“El precio lo determina la oferta del productor y la posibilidad y disponibilidad que tiene el consumidor para pagar” (¿Verdadero o falso?).

5-“Los beneficios van al balance y pasan a estar disponibles para ampliar o mejorar la actividad” (¿Verdadero o falso?).

6-“Para ser eficiente y provechoso es necesario invertir en infraestructura en las épocas de crecimiento” (¿Verdadero o falso?).

7-“Los costes indirectos son algo normal en la actividad; su cuantía varía según el tipo de actividad y el estadio de desarrollo” (¿Verdadero o falso?).

Animo a contestar al cuestionario antes de seguir leyendo.

Por José Luis Trimiño Sigue leyendo

Tres tendencias de las ONGs para 2017

open-to-hope-img_6029

Foto: Open to Hope

Gloria Horsley, fundadora de la Open to Hope Foundation”, ha publicado un artículo en Forbes, repercutido en Devex, titulado Three Major Nonprofit Trends For 2017”.

No se trata de un análisis global de grandes tendencias de las ONGs en el mundo, sino de algo más modesto: unas reflexiones que hace y líneas de acción que potencia su organización al planificar el año 2017 y que piensa que son comunes a muchas organizaciones sin ánimo de lucro.

Open to Hope es una organización muy distinta de Esf en cuanto a marco de actuación y objetivos. Pero no está de más conocerlo. Se trata de cuestiones relacionadas con la captación de fondos, la tecnología y el marketing.

Por José Luis Trimiño

Sigue leyendo