Archivo de la etiqueta: Economía circular

El Foro NESI y la Carta de Málaga

Foro NESI

Imagen: Diputación de Málaga

En este blog hemos hablado algunas veces de empresas sociales y de otros modelos híbridos entre empresas y ONG (con – sin ánimo de lucro).

Se ha celebrado en Málaga, del 19 al 22 de abril, el primer Foro Mundial de Nueva Economía e Innovación Social (NESI). Han participado más de 600 personas, de 35 países.

En él se ha presentado la “NESI Charter(“Carta NESI” o “Carta de Málaga”).

Leire Iriarte, voluntaria de Esf e impulsora de CONSUMA CONSCIENCIA, estuvo entre los participantes. En el boletín nº 5 de CONSUMA CONSCIENCIA hay información sobre el foro.

También lo ha recogido el blog “New Ways Sustainability”, en una entrada titulada “Manifiesto para el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente.

El mensaje clave de la Carta es: “El objetivo de la economía es servir a la gente y al planeta. Para conseguirlo tenemos que contar con un sistema de derechos y valores donde la justicia, la solidaridad, la sostenibilidad, la igualdad, la autonomía y la colaboración sean los pilares”.

Por José Luis Trimiño

Sigue leyendo

Anuncios

Las aguas residuales, un recurso desaprovechado

Hace unas semanas, con motivo del Día Mundial del Agua (22 de marzo), ya decíamos que este año lo que ha recibido más atención en esta ocasión ha sido lo relativo a las aguas residuales (Ver en World Water Day). Probablemente, el documento-estrella ha sido el informe “2017 UN World Water Development Report”, cuyo título es “Wastewater: The Untapped Resource. Se ha elaborado en el marco del World Water Assessment Programme (WWAP), alojado en la UNESCO.

El documento está accesible en varias páginas web. Por ejemplo, en la de UN Water. Allí y en la página de la UNESCO, también se puede ver en español. El resumen ejecutivo está, asimismo,  en varios idiomas.

El documento propone que las grandes cantidades de aguas residuales (domésticas, agrícolas e industriales) que vertemos cada día al medio ambiente dejemos de considerarlas como un problema costoso y pasemos a verlo como un recurso valioso.

Recuerda que una gran parte de las aguas residuales se vierten en el medio ambiente sin que sean ni tratadas ni recogidas para reutilizarlas. Eso es así sobre todo en los países de renta baja (donde solo se trata el 8% del agua doméstica o de las industrias, en tanto que en los países de renta alta es el 70%). El resultado es que en muchos sitios se vierte en ríos, lagos y mares agua contaminada con bacterias, nitratos, fosfatos y disolventes, lo que tiene consecuencias negativas tanto para la salud pública como para el medio ambiente. Se prevé que la cantidad de aguas residuales a tratar aumentará considerablemente, principalmente en las ciudades de los países en desarrollo, cuya población crece rápidamente. De hecho, las aguas residuales constituyen uno de los principales retos a los que hacen frente los asentamientos informales –chabolas-.

El informe muestra cómo una buena gestión de las aguas residuales genera beneficios sociales, medioambientales y económicos esenciales para el desarrollo sostenible y para cumplir la Agenda 2030. Pretende sensibilizar a los decisores, los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado sobre la importancia de gestionar las aguas residuales como una fuente –hasta ahora infravalorada- de agua, energía, nutrientes y otros subproductos recuperables.

Su título refleja ya que las aguas residuales tienen un papel crítico en una economía circular, en la que el desarrollo económico está equilibrado con los recursos naturales y la sostenibilidad ambiental y, por ende, una economía más limpia y sostenible tiene un efecto positivo en la calidad del agua.

Por José Luis Trimiño

Sigue leyendo