Archivo de la etiqueta: modelos de negocio

El “Pay-As-You-Go”, ¿ante una encrucijada?

Foto: Robert Couse.Baker (vía Flickr)

El sistema “Pay-As-You-Go” (prepago) es jun modelo de negocio bien conocido para el suministro de electricidad -también de otros servicios- en zonas fuera de la red convencional. Nos hemos referido a él en algunas entradas de este blog[1].

Next Billion está publicando una serie de artículos sobre “Nuevas fronteras en la energía renovable”, pasando revista a cambios que están ocurriendo en el sector. Uno de ellos es PAYGo Solar at a Crossroads: Why the Industry Must Choose Between Protecting Customers and Satisfying Investors, de Stefan Grundmann[2].

El artículo señala la oportunidad y la responsabilidad de quienes -muchas veces, empresas sociales- utilizan los sistemas PAYG solares. Pueden jugar un papel importante en suministrar energía limpia a personas vulnerables. Pero tienen que hacerlo de manera responsable, centrándose en los usuarios y resistiendo presiones para actuar de otra manera.

Por José Luis Trimiño                                                                     22 de junio de 2019


Se reconoce ampliamente que los sistemas de suministro de energía solar en pre-pago (“PAYGo solar”) permiten suministrar energía asequible y fiable a clientes a los que no llega la red. Les proporciona productos que adquieren a plazos, mejoran su vida y de los que acaban siendo propietarios. Al mismo tiempo los distribuidores pueden llegar a nuevos mercados. Todos ganan. El artículo de Grundmann lo admite. Pero detecta que el sector se está moviendo en una dirección que puede no responder a los intereses de los consumidores.

En 2018, la financiación de inversores en el sector fuera de red alcanzó los 500 millones de USD. Los inversores empujan a los operadores a dirigirse a más personas y a vender los servicios de manera más agresiva. Para que la tasa de pago sea suficientemente baja, los períodos de pago han ido aumentando hasta 36 meses. Dada la duración limitada de un sistema solar domiciliario, eso hace que para cuando la familia cliente ha acabado de pagar el sistema, a menudo está en las últimas y hay que reemplazarlo; el usuario no ha previsto que eso ocurriera tan pronto.

En su artículo, Grundmann sugiere aplicar un proceso de protección de los clientes basado en los que se utilizan en el sector de los micro-créditos. Y, entre tanto, aplicar estos principios:

-Más transparencia en los precios. Muchos clientes, en la base de la pirámide, no entienden bien el coste total del sistema PAYG. Así que todo el material debe indicar claramente tanto el precio al contado del paquete solar como el precio total que se acabará pagando si se financia por Pay-As-You-Go.

-Educar a los clientes. Formar a los vendedores en explicar a los clientes las condiciones de pago y los detalles del contrato de manera clara y con paciencia. Pero lo más habitual es que los vendedores trabajen a comisión; de manera que no es realista esperar que dediquen mucho esfuerzo a educar a los clientes. Por eso, el autor propone que esa formación la den los “call centers” encargados del seguimiento post-venta, cuyos trabajadores suelen estar asalariados. Y que el cliente pueda devolver el sistema al cabo de un tiempo (¿un mes?) si no está satisfecho con la compra.

-Más contacto con los usuarios. Aunque el contacto principal sea el suministro de energía, es útil considerar otras necesidades del cliente a cuya satisfacción puede contribuir el distribuidor, proporcionándole otras herramientas que permitan mejorar su nivel de vida.

-Fijar expectativas claras para los inversores. Stefan Grundmann considera que las empresas sociales tienen que estar centradas en los clientes y dar créditos de manera responsable. Ello implica ser muy claros al respecto con los inversores desde el principio. A su vez, eso favorece el trabajar con inversores que están en la onda de la inversión responsable, para llegar a los clientes para quienes se inventó esta tecnología: la base de la pirámide y las comunidades locales.

En la Fundación Energía sin Fronteras aplicamos esos principios. De hecho, en todos los proyectos tenemos una fase de “apoyo al servicio”, en la que estamos en contacto regular con los usuarios.

CC BY-NC-SA


[1] Por ejemplo: https://amigosesf.wordpress.com/2019/04/15/el-valor-anadido-de-la-energia/, https://amigosesf.wordpress.com/2018/01/02/acceso-a-la-energia-informe-iea-2017/, https://amigosesf.wordpress.com/2018/02/10/africa-acceso-a-la-electricidad-con-energia-solar-fuera-de-red/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/06/27/acceso-a-la-energia-aumentando-de-escala/, https://amigosesf.wordpress.com/2017/02/22/modelos-de-negocio-innovadores-para-la-fotovoltaica-en-regiones-emergentes/, https://amigosesf.wordpress.com/2016/08/31/energia-solar-fuera-de-red-en-africa/

[2] Presidente de Bright Life, una empresa social del grupo FINCA que trabaja en Uganda.

Anuncios

La Comisión Europea y las fundaciones, por el acceso a la energía

Imagen: Comisión Europea

Hace poco he tenido la oportunidad de asistir, en nombre de Energía sin Fronteras a una reunión / jornada titulada “Building strong partnerships with foundations to deliver sustainable and affordable energy in partner countries”. La organizó la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DEVCO[1]) de la Comisión Europea (CE).

Se trataba de un intercambio de ideas. Por la CE, la unidad encargada de relaciones con la sociedad civil expuso los mecanismos de colaboración con ONG en general y fundaciones en particular; la unidad responsable de energía y cambio climático presentó sus iniciativas. Las fundaciones participantes, entre ellas, Esf, expusimos nuestras actuaciones.

La reunión dio lugar a un valioso intercambio de puntos de vista sobre el rol de la energía para el desarrollo, la situación del acceso a la energía, las dificultades para llegar a los más vulnerables y aislados, los factores y actores clave, modelos de negocio y financiación. Se constató una cierta laguna de conocimiento y actuación en el ámbito del cocinado, mucho menos tratado que el acceso a la electricidad. Se acordó establecer una plataforma para colaborar y compartir conocimiento entre la DG DEVCO de la CE y las fundaciones y entre estas entre sí.

Por José Luis Trimiño                                                                      2 de junio de 2019


La reunión tuvo lugar en Bruselas el 24 de mayo. Por parte de la Comisión Europea (CE) participaron funcionarios de las unidades DEVCO/A5 (Relaciones con la sociedad civil y fundaciones) y DEVCO/C6 (Energía y cambio climático). Además de Energía sin Fronteras, asistieron representantes de la Aga Khan Foundation, European Climate Foundation, Fondazione ENI, Fondazione ENEL, Fundación Acciona.org, Shell Foundation, Power for All y otra, cuyo nombre no recuerdo. (La verdad es que esperaba que hubiera más asistencia).

-DEVCO/A5[2] se ocupó primero de relaciones con ONG -originalmente, europeas, luego, también de países en desarrollo (PED)-, se amplió a instituciones públicas locales de PED y se va abriendo a otras organizaciones: cooperativas, sindicatos…y fundaciones. Son conscientes de que las fundaciones son un tipo de ONG; muy diversas entre sí, por sus especificidades y por el marco jurídico en el que se desenvuelven -distinto de unos países a otros. DEVCO/A/5 suele dialogar y trabajar más con redes y agrupaciones de ONG, no tanto con organizaciones individuales (aparte de proveer financiación, a través de concursos de proyectos -“call for proposals”).

-DEVCO/C/6[3] presentó distintas actuaciones de la Comisión Europea en el ámbito de la cooperación al desarrollo en el sector de la energía y el cambio climático[4]: External Investment Plan (EIP) (reducir riesgos de inversiones), Electrification Financing Initiative (blending), Climate Investor One, Africa Renewable Energy Scale-up Facility, Transferability and Convertibility Facility, Facility for Energy Inclusion. Subrayó la necesidad de hacer más esfuerzo en África, países frágiles y grupos vulnerables; no solo en acceso a la energía, también eficiencia y efecto en cambio climático.

Las fundaciones asistentes cubren un amplio espectro de actividades: financiación, asistencia técnica, provisión de servicios, “think tank”, realización de proyectos, formación, desarrollo de modelos empresariales, gestión de fondos…

A lo largo de la jornada se señaló que la energía juega un papel catalítico para el desarrollo. Está muy relacionada con el crecimiento de las empresas y la economía, la agricultura, la salud, la educación y el género.

Se están poniendo en marcha diversas iniciativas y modelos de negocio para extender el acceso a la energía, tanto de las personas como de las empresas locales. Las mayores dificultades están en la “última milla”: en África, los países frágiles, las zonas aisladas, los grupos más vulnerables, donde la capacidad financiera es más baja. Allí hay menos incentivos para que entren las empresas privadas; no es fácil que una micro-red sea rentable; muchas empresas distribuidoras tienen dificultades para acceder a financiación.

Resulta esencial que exista un entorno favorable: políticas públicas y marcos regulatorios, actores locales (públicos y de la sociedad civil) dinámicos y responsables ante los usuarios. Se han desarrollado diversos modelos de negocio, pero no hay soluciones únicas, hay que adaptarse a la realidad local. Técnicamente, coexisten los modelos de extensión de red, micro-redes y sistemas aislados. Y a los modelos tradicionales de gestión del servicio -entidad pública y empresa privada- se añaden cada vez más las empresas sociales. Se subrayó también la importancia del capital humano.

La financiación es fundamental. Desde la Conferencia de Addis Abeba sobre Financiación del Desarrollo[5] hay una conciencia generalizada de que el desarrollo se financia de fuentes diversas: recursos nacionales públicos, inversión privada (local y exterior), cooperación internacional al desarrollo (créditos y subvenciones), remesas de emigrantes… La Comisión Europea es muy activa en proveer instrumentos que facilitan la fusión (“blending”) de donaciones y créditos, cobertura de riesgos, garantías, etc.; aunque no ha intervenido todavía en bonos sociales (“social bonds”) ni en inversiones de impacto (“impact investments”).

Hay conciencia de que la energía no es solo electricidad, sino también sistemas de cocinado eficientes, saludables y ambientalmente sostenibles. Pero -al menos entre los asistentes- hay menos conocimiento de la problemática, las necesidades y las soluciones para el cocinado limpio. Mencioné la “Guía de Biomasa[6]”, que preparamos en Energía sin Fronteras hace unos años y suscitó mucho interés.

En la reunión se acordó establecer un marco de colaboración e intercambio entre la DG DEVCO de la CE y las fundaciones participantes.

En definitiva, un punto útil para mejorar la coordinación entre actores que trabajamos por mejorar el acceso universal a la energía.

CC BY-NC-SA


[1] https://ec.europa.eu/info/departments/international-cooperation-and-development_es y https://ec.europa.eu/europeaid/. Organigrama: https://ec.europa.eu/europeaid/sites/devco/files/organisation-chart-20190501_en.pdf. Plan Estratégico 2016-2020: https://ec.europa.eu/info/publications/strategic-plan-2016-2020-international-cooperation-and-development_en. Plan de Gestión 2019: https://ec.europa.eu/info/publications/management-plan-2019-international-cooperation-and-development_en.

[2] https://ec.europa.eu/europeaid/civil-society_en

[3] https://ec.europa.eu/europeaid/sectors/energy/energy_en

[4] Hace poco hemos publicado en este blog una entrada en la que se presentan algunas de estas actuaciones: https://amigosesf.wordpress.com/2019/04/08/cooperacion-en-energia-lo-que-hace-la-ue/

[5] Agenda de Acción de Addis Abeba: https://www.un.org/esa/ffd/wp-content/uploads/2015/08/AAAA_Outcome.pdf

[6] https://energiasinfronteras.org/proyectos/estudios/70-gu%C3%ADa-de-sensibilizaci%C3%B3n-%E2%80%9Cbiomasa-y-desarrollo%E2%80%9D-oportunidades-de-la-biomasa-para-mejorar-el-acceso-local-a-la-energ%C3%ADa-en-comunidades-rurales-aisladas-de-am%C3%A9rica-latina-julio-2012

El valor añadido de la energía

Prototipo de futura vivienda rural africana (BBOXX)

En la Fundación Energía sin Fronteras nos dedicamos a proveer de servicios de energía y de agua-saneamiento a quienes carecen de ellos o los tienen en condiciones muy precarias. La necesidad del agua para la vida humana parece obvia -de ahí que el derecho al agua -y al saneamiento- esté reconocido como un derecho humano. Con la energía, quizás es un poco menos evidente. ¿Para qué sirve la energía? ¿Qué pasos adelante permite dar en el desarrollo de la persona y de las colectividades?

A esta pregunta pretende responder el artículo Electricity is Just the Beginning: Why Off-Grid Solar Opens the Door to Value-Added Services “, que he visto en Next Billion.

Por José Luis Trimiño                                                                       15 de abril de 2019 Sigue leyendo

Energía sin Fronteras participa en el Foro de Acceso Universal a la Energía

Nyumbani._Formacion_profesional_ecoaldea_3

Formación en la ecoaldea de Nyumbani (Kenia)  – Imagen: Energía sin Fronteras

La Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad, de la Universidad Pontificia de Comillas y el Club Español de la Energía organizan anualmente un foro. La sesión de este año se ha celebrado a finales de enero y se ha dedicado a “El acceso universal a la energía eléctrica”.

La Fundación Energía sin Fronteras participamos en él. Nuestra intervención estuvo liderada por Santiago Escamilla, voluntario de Esf. Seguimos divulgando nuestro mensaje de aliviar la pobreza facilitando el acceso universal a la energía, en línea con la Agenda 2030 y, en particular, el ODS 7 (Que todos accedan a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna).

Por Santiago Escamilla                                                               11 de marzo de 2019 Sigue leyendo

Darlo gratis es problemático

Imagen: Ecofiltro

En Energía sin Fronteras hemos empezado a hacer proyectos en los que los beneficiarios -nos planteamos si seguir llamándolos así- pagan por recibir la propiedad de las instalaciones. Estamos en la fase piloto del proyecto CORYLUS, en Honduras, que sigue este modelo. Ya hemos hablado de ello en algunas otras entradas de este blog.

Claro que no somos los únicos que seguimos esa vía. Son muchas las voces y organizaciones que preconizan(mos) el uso de términos como “usuario” o “cliente”. Ello pone el énfasis en su empoderamiento, derechos y poder de decisión, huyendo del tópico del “salvador blanco”.

Voy a referirme al artículo The Trouble with “Free”: Why Treating the Poor as Customers Works Better than Charity, de Philip Wilson, publicado en Next Billion.

Por José Luis Trimiño                                                           14 de noviembre de 2018 Sigue leyendo

Distribuidores de agua en pre-pago

Grundfos - Kenia

Imagen: Grundfos

El agua es uno de los dos sectores importantes de actividad de Energía sin Fronteras -el otro es la energía. En los proyectos que hacemos somos muy conscientes de la importancia de gestionar y mantener bien las instalaciones. Es la base de la sostenibilidad.

El problema es particularmente grave en zonas rurales aisladas, que es donde prioritariamente trabajamos. Es frecuente que haya puntos de toma de agua que no funcionan. Otras veces, los usuarios pagan, pero el dinero recogido no se gestiona bien, de manera que dejan de pagar y eso lleva a que se abandone el mantenimiento del sistema. Hace falta alguien (público, comunitario, privado) que haga el mantenimiento, alguien que cobre el servicio y que pague el mantenimiento.

Hoy traemos una solución innovadora. Un sistema de suministro de agua en pre-pago, que gestiona las cuentas, los cobros y los datos relativos al agua. Para la energía hay sistemas similares, más desarrollados (“pay-as-you-go”).

Por José Luis Trimiño                                                                    25 de julio de 2018 Sigue leyendo

Beneficios sociales vs. beneficios económicos en las compañías que ofrecen sistemas energéticos aislados

Por Ester Sevilla

14 de mayo de 2018

Malawi_KV-1-Imagen SMA-Sunny

Electrificación rural en Malaui – Imagen: SMA Sunny

Alrededor de 1.200 millones de personas no tienen acceso a la electricidad: aproximadamente una de cada seis personas en la tierra. Los sistemas de energía aislados están diseñados para generar electricidad sin el apoyo de una infraestructura remota (como una red eléctrica), algo particularmente útil en países en desarrollo y en áreas sin acceso a la electricidad.

Ofrecer estos sistemas aislados en áreas rurales de países emergentes representa un reto a nivel económico y logístico importante, con una alta dificultad de financiación y unos márgenes de beneficios muy bajos o casi inexistentes. Por ello, muchas de las empresas solares energéticas que ofrecen estos sistemas han ampliado su negocio desde el sector rural a zonas urbanas, negocios y clientes con mayor nivel económico.

Como afirma de Laura De Bresser[1] en su artículo “Are Financial Returns Starting to Compete with Social Goals? An Impact Investor Assesses its Involvement in Off-Grid Solar”, entrar en mercados que les permitan ofertar sistemas con mayores prestaciones a un mayor precio, permite a estas compañías adquirir la potencia económica necesaria para posteriormente llevar los sistemas aislados a las zonas rurales que lo necesiten sin incurrir en pérdidas financieras.

De Bresser sostiene además que los sistemas energéticos solares aislados comportan ya de por sí beneficios sociales, económicos y ambientales; ya que pueden proporcionar tanto un ahorro doméstico como una mejor iluminación y una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde el punto de vista de la autora del artículo mencionado, se debería potenciar por tanto la actividad de estas empresas, ya que, aunque aún no sean totalmente sostenibles financieramente, el valor social, ambiental y económico potencial futuro del sector es muy alto.

CC BY-NC-SA

Fuente: https://nextbillion.net/are-financial-returns-starting-to-compete-with-social-goals-an-impact-investor-assesses-its-involvement-in-off-grid-solar/

[1] Analista de proyectos de energía renovable para y en nombre de Oikocredit*.

*Oikocredit es una cooperativa internacional de finanzas éticas que canaliza los ahorros de personas y organizaciones comprometidas de países desarrollados hacia la financiación de proyectos empresariales con contenidos social en países en vías de desarrollo.