Archivo de la etiqueta: ONG

Cómo fortalecer las ONG locales

fortalecimiento-huancabamba11-Prisma

Fortalecimiento de organizaciones – Imagen: Prisma (Perú)

Energía sin Fronteras está presente en los países donde actúa de manera indirecta, a través de nuestras contrapartes. Estas son esenciales, no solo para identificar la necesidad y para ejecutar el proyecto sino, sobre todo, para el post-proyecto, su sostenibilidad. Somos conscientes de que una contraparte fuerte es la mejor garantía de ello.

En septiembre se ha celebrado en Nairobi la conferencia anual AidEx. Los donantes y las ONG internacionales no han hecho lo suficiente para fortalecer a sus contrapartes locales, tanto gobiernos como ONG. Esa es la principal conclusión que extrae de la conferencia Sara Jerving, de Devex, en su artículo 4 ways Kenyan NGOs want international partners to do better on capacity building.

Por José Luis Trimiño                                                           3 de noviembre de 2017 Sigue leyendo

Anuncios

El riesgo en las ONG

NSOaxaca

Imagen: NSS Oaxaca

NonProfit Quarterly ha dedicado este verano una atención especial a la gestión del riesgo en las organizaciones sin ánimo de lucro, con una sección titulada “Nonprofit Graduation: Evolving from Risk Management to Risk Leadership”.

En esta entrada vamos a referirnos a tres de las reseñas allí publicadas:

-La primera, sobre la gestión de los riesgos y la incertidumbre: “Sorting Nonprofit Risk and Uncertainty.

-La segunda, sobre cómo posicionarse y qué riesgos asumir para lograr impacto: “Risk and Reward: Positioning Your Nonprofit for Sustained Impact.

-Y la tercera, sobre el riesgo y el liderazgo: The Exciting Embrace of Risk and Leadership: Thoughts for Today’s Activists.

Por José Luis Trimiño                                                           21 de octubre de 2017 Sigue leyendo

Cómo conectar con el sector privado: guía para principiantes

Cómo conectar con el sector privado

Imagen: Monografías.com (Perú)

La colaboración entre instituciones sin ánimo de lucro y empresas privadas está ganando popularidad frente a la colaboración tradicional con donantes particulares o estatales.

Sin embargo, no existe apenas documentación teórica sobre qué acciones puede tomar una entidad sin ánimo de lucro para establecer este tipo de colaboraciones.

En el artículo: “How to engage with the private sector: A beginner’s guide”  se entrevista a Richard Crespin, CEO de “CollaborateUp”, para comenzar a documentar cómo se inician estas particulares colaboraciones.

“CollaborateUp” es una firma de consultoría que asesora a organizaciones sin ánimo de lucro y empresas privadas sobre cómo trabajar en colaboración. El entrevistado, director ejecutivo de la consultora, ayuda, por un lado, a empresas privadas a encontrar una misión social donde puedan generar un impacto positivo y, por otro, a organizaciones sin ánimo de lucro a construir programas que atraigan a las empresas como socios y donantes.

Por Ester Sevilla                                                                          9 de octubre de 2017 Sigue leyendo

¿Rinden cuentas los directivos de las ONG?

ngo-word-cloud-techwelkin

Imagen: TechWelkin

Las organizaciones sin ánimo de lucro cargan con el estigma de ser ineficientes en el desempeño de sus actividades y demasiado transigentes con sus directivos.

Pero según Amanda Stewart, autora del estudio “Turnover at the Top (…)”[1], estos prejuicios no se corresponden con la realidad: a través de su publicación demuestra que estas organizaciones sí responsabilizan a sus directivos según su efectividad.

El problema es que dicha efectividad se mide en función de los fondos conseguidos para llevar a cabo la actividad de la institución. De esta manera, cuando el presupuesto se reduce de manera representativa[2], las posibilidades de que la institución se deshaga de sus ejecutivos aumentan en un 50%[3].

Parece irracional culpar o premiar a los directivos según la financiación conseguida por la institución, ya que ésta proviene generalmente de donaciones de otras instituciones o particulares, difícilmente controlables o predecibles.

El estudio expone, por tanto, que las instituciones sin ánimo de lucro sí responsabilizan a sus directivos, aunque sea de manera poco eficiente.

Como argumento extra en defensa de estas organizaciones se cita otro estudio[4] que demuestra que los directivos de organismos sin ánimo de lucro tienen mejores resultados en las revisiones tipo 360 grados que aquellos pertenecientes a empresas con ánimo de lucro.

Por Ester Sevilla,                                                                  26 de septiembre de 2017

CC BY-NC-SA

Fuente: Unaccountable Nonprofits? This Study Finds against the Myth publicado en NonProfit Quarterly.

[1] Turnover at the Top: Investigating Performance-Turnover Sensitivity among Nonprofit Organizations” Amanda J. Stewart.
[2] Si las inversiones en una organización bajaban en un 20% a lo largo de un período de tres años.
[3] En relación a las organizaciones similares en situación económica estable.
[4]  “Peak Performance: Nonprofit Leaders Rate Highest in 360-Degree Reviews” By JEAN LOBELL AND PAUL CONNOLLY | December 21, 2007

Responsabilidades de los patronos de las ONG

Conference table glass

Imagen: Neo Law Group

Nonprofit Quarterly, NPQ, está publicando este verano artículos sobre el tema “ONG: de gestionar los riesgos a liderar los riesgos”. Ya hemos hecho referencia en entradas de este blog.

Hoy traemos otra de la misma fuente: Nonprofit Board Responsibilities: The Basics. NPQ la ha sacado del libro “Nonprofits as Policy Solutions to the Burden of Government”, concretamente de su capítulo 7: “Decision Making and Governance Structure in Lessening the Burden of Government”, cuyo autor es Herrington J. Bryce.

El artículo está basado en la normativa -y la terminología- norteamericana respecto a las organizaciones sin ánimo de lucro. Por consiguiente, no se puede trasladar directamente a España[1]. No soy conocedor de la situación en Estados Unidos pero, por ejemplo, el término “board” entiendo que allí se aplica tanto al órgano de gobierno de una asociación (la Junta Directiva: board of directors), como al órgano supremo de gobierno de una fundación (el Patronato: board of trustees) y, tal vez, a la Junta Directiva (management committee) de una fundación. Aun así, me parece interesante conocerlo y leerlo.

Por José Luis Trimiño                                                                 30 de agosto de 2017 Sigue leyendo

Las inversiones con impacto social siguen creciendo

impact-investingUno de los temas que seguimos en este blog es el relativo al rol del sector privado en el desarrollo. En ese marco seguimos cuestiones relativas a las inversiones con impacto social (“impact investments”). Se trata de inversiones que buscan simultáneamente impactos / rentabilidades financieros y sociales. Los “inversores de impacto” son fondos de inversión, fundaciones, bancos, instituciones financieras de desarrollo, fondos de pensión, aseguradoras y gestoras de patrimonios familiares.

El Global Impact Investing Network, GIIN, es una organización sin ánimo de lucro que busca potenciar las inversiones con impacto social, en cuanto a tamaño y eficacia. Publica informes anuales.

Su Annual Impact Investor Survey 2017, el séptimo,  se hizo público en mayo. Lo he sabido por una reseña publicada por Adva Saldinger en Devex: Impact investing growth continues as industry begins tracking of SDGs.

Por José Luis Trimiño                                                                  25 de agosto de 2017 Sigue leyendo

Por qué la gente pierde la confianza en las ONG

water_africa_development_CREDITkhym54_Flickr

Imagen: Khym54 (Flickr)

Queremos que Energía sin Fronteras sea una organización fiable para todos aquellos con quienes nos relacionamos.

Hace un mes hablábamos de cómo recuperar la confianza en las ONG[1]. Hoy vamos a tratar del mismo tema; mejor dicho, de algo previo: por qué la gente pierde la confianza en las ONG. Ese es el artículo de Adam Ramsay: “’We’ve been giving for years and seen no benefit’: why voters are losing faith in NGOs, publicado en el Guardian Global Development Professionals Network. Se centra en la situación en Inglaterra; pero es probable que la mayoría de las conclusiones sean aplicables aquí.

El artículo se basa en la investigación Civil Society Futures. Parte de ella fue académica, pero otra consistió en encuestas entre la gente, en Inglaterra y otros países, muchas de ellas, a pie de calle.

Revela una creciente desconfianza en las instituciones -tanto públicas como ONG- y una versión algo cínica de la ayuda al desarrollo británica.

Por José Luis Trimiño                                                                   23 de agosto de 2017

 

Como nuestra entrada del mes pasado, este artículo hace referencia al barómetro de confianza Edelman.

He aquí algunas opiniones expresadas por personas que ellas mismas estaban implicadas en ONG:

-Las ONG inglesas se centran demasiado en la gente de fuera; eso es una equivocación: aquí hay mucha gente necesitada.

-Dimos mucho dinero para hacer frente a esas hambrunas. Lo han malgastado y ahora estamos otra vez igual.

-Hay gente en África a la que le dan comida, pero luego vienen otros y se lo quitan.

-El gobierno tendría que dejar de mandar tanto dinero fuera y, en cambio, ayudar a la gente aquí.

-Enviamos dinero fuera porque tenemos compromisos contractuales para ello.

-Dicen que si damos cinco millones para la hambruna, la pararemos. Pero, ¿de dónde va a salir el dinero, si no lo tenemos para otras cosas?

-Hemos estado dando dinero durante muchos años sin ver ningún beneficio.

-La gente está harta de todo lo que está saliendo del país, cuando hace falta aquí.

Ramsay identifica dos tendencias:

-Un conflicto moral.- Algunos piensan que primero habría que cuidar de “los nuestros”. Otros -el autor se incluye entre ellos- piensan que todos los seres humanos son iguales y hay que atender a todos de la misma manera. En un contexto de austeridad, estancamiento o reducción de salarios y empleos precarios, la primera actitud no es una sorpresa. Y, por otra parte, hay algo de xenófobo: ¿hasta dónde llegan “los nuestros”?

-Argumentos basados en la desconfianza y, tal vez, el aislamiento. La gente ha aprendido a no fiarse de las grandes instituciones: los políticos, los bancos, los medios de comunicación, las élites… Estas instituciones no tienen mucha relación con la cooperación al desarrollo. Pero la gente parece haber aprendido a confiar solo en lo que pueden ver, en lo que tienen alrededor, no en hacer caso a “expertos”.

El autor destaca que mucha gente apoya la ayuda al desarrollo[2]. Pero considera que no hay que desdeñar las opiniones negativas, sino escuchar atentamente a aquellos que piensan que la cooperación al desarrollo no funciona como es debido.

Para persuadir a los escépticos, Adam Ramsay piensa que el primer paso no consiste en convencerles de que se preocupen de las personas que están lejos, sino mostrarles que hay algunas instituciones -grandes o pequeñas, quizás lejanas- en las que pueden confiar y hacerles participar en discusiones sobre la pobreza a nivel mundial que traten el asunto con profundidad, más allá de las apelaciones a la solidaridad en situaciones de crisis o emergencias.

En Esf -y otros foros, como el Aula de Solidaridad[3]– apostamos por ello.

CC BY-NC-SA
[1] Entrada: “ONG: ¿cómo recuperar la confianza?” (https://amigosesf.wordpress.com/2017/07/18/ong-como-recuperar-la-confianza/).
[2] https://www.theguardian.com/global-development/2016/feb/29/majority-uk-believes-overseas-aid-should-rise-survey-eurobarometer-developing-countries
[3]  www.aulasolidaridad.org          https://twitter.com/aulasolidaridad